El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Norberto Yauhar, comunicó ayer a las autoridades del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación que se está en vías de aportarle una solución a unos cuarenta trabajadores cesanteados de la empresa Harengus, la cual quebró el año pasado.
Las gestiones del ministro Yauhar, que ayer estuvo en la ciudad de Puerto Madryn, junto al Ministro de Economía de la Nación, Hernán Lorenzino, fueron realizadas ante una empresa pesquera local que evalúa un plan de expansión de sus instalaciones, lo que permitiría ampliar una línea de trabajo, y de ese modo, ya existiría el compromiso para que esa pesquera tome a alrededor de cuarenta trabajadores que quedaron desempleados de la ex empresa Harengus, en pleno proceso de quiebra y remate de sus bienes.
La noticia de la comunicó Yauhar a los miembros del STIA, según indicaron fuentes ligadas al ministro, para que desde el gremio lo transmitieran a los obreros y se puedan incorporar al mercado laboral a un grupo de personas que por diversas circunstancias no volvieron a conseguir empleo desde que cerró la pesquera madrynense hace casi dos años.
Aprovechando su visita a la ciudad, el funcionario nacional se encargó personalmente de reunirse con empresarios del sector, y de ese modo se habría avanzado para que alrededor de cuarenta trabajadores que pertenecieron a Harengus, y hoy están cobrando un subsidio del estado provincial para paliar esa situación de desempleo, podrían incorporarse en otra planta pesquera de Puerto Madryn, en el marco de un plan de ampliación de su producción que tendría prevista, informaron allegados al Ministro.
Cabe recordar que la quiebra de Harengus dejó alrededor de doscientos trabajadores de planta en la calle, muchos de los cuales con el correr de los meses lograron reinsertarse en el marcado laboral, algunos dentro de la actividad pesquera, y otros en diferentes trabajos al que venían realizando.
Aunque otro grupo, que debieron seguir siendo asistidos con subsidios por parte del Estado, no han conseguido obtener un puesto de empleo, esto obedece en algunos casos a su edad, que les dificulta la reinserción laboral, pero tampoco están en condiciones de acceder a los beneficios jubilatorios por la cantidad de años de aportes.
Por otro lado, también se había barajado la posibilidad que un grupo inversor local se hiciera cargo de la planta quebrada, en calidad de alquiler, pero toda la definición judicial demandó más tiempo de lo esperado, y los interesados en llevar adelante la reapertura de la planta procesadora, optaron por alquilar otra en Trelew, desvaneciéndose esa alternativa que durante meses se analizó como una opción para que los trabajadores volvieran a la actividad.
Ahora restaría saber cuándo y en qué condiciones se incorporaría a este personal en otra pesquera de la ciudad, aunque trascendió que las gestiones del Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación tenían como objetivo que se pueda llevar a cabo en el corto plazo, atento a las urgencias que tienen esas familias.

Municipalidad de Puerto Madryn