El ministro de Salud, Carlos Sáenz, encabezó en Rawson una reunión de la que participaron referentes del Programa de Salud de la Tercera Edad (PROSATE) y que tuvo por objetivo abordar aspectos vinculados con el nuevo convenio que la cartera sanitaria chubutense acordó con el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJyP), en virtud del cual seguirá brindando prestaciones asistenciales de I y II complejidad a alrededor de 47 mil afiliados de la obra social PAMI en toda la provincia.
El encuentro tuvo en el salón de reuniones de la cartera sanitaria provincial, donde Sáenz estuvo acompañado por el director General de Auditoría, Prestaciones Médicas y Salud Ocupacional, Ricardo Gioielli, y la subcoordinadora del PROSATE, Melina Gómez.
Al respecto, Gioielli señaló que “el PROSATE es un programa por el cual el Ministerio de Salud del Chubut tiene un convenio con el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (INSSJyP), por el cual brindamos atención a los beneficiarios de PAMI”, y precisó que en este sentido “hemos llamado a todos nuestros coordinadores, delegados zonales y también a los prestadores directos de cada uno de los hospitales, que nos brindan las prestaciones en forma amplia, porque hemos llegado a un nuevo convenio, que estamos modelando actualmente con el instituto”.

Vigencia

En virtud de este convenio, y “a pedido del instituto, a pedido de algunos efectores y a pedido de algunos beneficiarios, hemos hecho que el tercer nivel de complejidad quede fuera de las prestaciones que da el Estado, dado que muchas de esas prestaciones hoy no las tenemos dentro del propio Estado y salimos a contratarlas a servicios especiales, tanto de la provincia como fuera de la provincia”, indicó el referente del Ministerio de Salud, que conduce Carlos Sáenz.
Asimismo, Gioielli manifestó que “el convenio ya está en vigencia desde el 1° de agosto, esto ya fue informado a nuestras delegaciones con anticipación, y ahora estamos ajustando algunos temas, viendo estadísticas prestacionales”, y recordó que “hace 10 días tuvimos reuniones en nivel central del instituto”, en Buenos Aires.
“A partir de ahora, vamos a tener reuniones con los centros de jubilados de toda la provincia en cada uno de los lugares, como lo hacemos habitualmente, para establecer las nuevas formas de atención y básicamente nuestros alcances, qué es lo que va a hacer el Estado Provincial a través de las prestaciones de los efectores públicos y qué es lo que a partir de ahora se va a hacer cargo el instituto de brindar, a través de contrataciones que hará en forma directa”, sostuvo.

Equilibrado

Por su parte, la subcoordinadora del PROSATE, Melina Gómez, destacó que “con el solo hecho de no tener que absorber el tercer nivel de atención, que es el más costoso, esperamos que el convenio sea beneficioso y mucho más equilibrado, que haya un costo-beneficio tanto para los afiliados como para la provincia y que no tengamos que financiar a la obra social, que la cápita que nosotros recibimos por estos conceptos pueda ser absorbida por los hospitales”.
“La cobertura desde la provincia es de complejidad I y II: la complejidad uno se basa en la atención de médicos de cabecera, kinesiología, enfermería y diagnóstico por imágenes de baja complejidad; y el segundo nivel en todo lo que es internación y consultas a especialistas”, explicó la subcoordinadora del PROSATE, y agregó que “de ahora en más, para las prácticas y estudios de alta complejidad, los jubilados van a tener que concurrir a la agencia de PAMI que tengan en cada una de las zonas, a hacer el trámite en forma directa”.
Este programa del Ministerio de Salud del Chubut tiene “alrededor de 47mil afiliados en toda la provincia, de los cuales alrededor de 18.000 están concentrados en Comodoro Rivadavia, 10.000 en Trelew, casi 8.000 en Puerto Madryn y el resto están distribuidos en Esquel y su área programática y otros lugares de la provincia”, precisó Gómez.

Gobierno de Chubut