asEl clima electoral se fue relajando por estos días, aunque se siga trabajando entre bambalinas y en las bases, sobre el poroteo fino. Todo indica que no habrá cambios rotundos en lo que marcaron las PASO, por ello se desdramatizó un tanto la definición de estas legislativas que en definitiva modifican más el mapa para la oposición, que para el oficialismo, aunque marca una señal a no perder de vista camino a 2015.
Ayer hubo cumbre en la Rosada de los referentes del FpV de Chubut y esta vez se aclaró que era una “reunión interna”, (para evitar el gacetillado innecesario) en lo que fue poner en fila los “patitos” que se consideran propios. Todas las demás especies quedaron afuera. El encargado de pivotear el reflote fue el Jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina junto al ministro ´candidateado´, Norberto Yauhar y sus compañeros de fórmula Viviana Navarro y Néstor Di Pierro, con la presencia del gobernador Martín Buzzi y del vicegobernador Gustavo Mac Karthy, además de otros referentes partidarios. En ese marco, dicen, se ratificó que la militancia hará “el mayor” esfuerzo.

Nuevas directivas

Nación no está dispuesta a hacerse cargo de las múltiples internas provinciales, pero más allá de todo, se trata de atenuar las diferencias y evitar el esmerileo, por lo menos hasta octubre. En ese marco Cristina desplazó al publicista Martín Mercado y sepultó la frase “en la vida hay que elegir”, y le dió a Insaurralde el control de la campaña. En su lugar puso al publicista Francisco Braga Menéndez; al secretario de Comunicación, Alfredo “Corcho” Scocimarro y a la productora La Corte, a cargo de los videos de los actos.

Repaso fino

Dicen que el fracaso del slogan “En la vida hay que elegir” era previsible por varias razones: “Elegir siempre es incómodo porque te perdés algo, pero además si te lo hacen imperativo, peor”, observaron los entendidos.
No fue el único error. El slogan, imaginado como una continuidad del exitoso “La fuerza de” elaborado por Mercado para la campaña del 2011, miraba hacia el pasado en una campaña más revindicativa que propositiva, sin hacer una mínima lectura política: El país no es el del 2011 y el Gobierno atraviesa también otros desafíos.
“Además, confirma la tesis opositora sobre la división del país por parte de Cristina, es la contracara perfecta de “Ella o Vos” o el “Argen Tina” de Stolbizer, confirmó otra fuente vinculada a la búsqueda de la `sintonía fina` discursiva.
No fue la única crítica. También se cuestionó la desacertada idea de poner en los afiches imágenes generales o en el mejor de los casos, planos muy abiertos en los que se ve muy de lejos y entre gente a Cristina e Insaurralde. “Teníamos que instalar un candidato que nadie conocía y ni lo mostramos”, admiten. En ese sentido, remarcan que a pesar de tener un conocimiento mucho más alto, Sergio Massa no se equivocó en lo básico: “Puso su cara y habló de futuro”.
Por eso, la nueva campaña de Insaurralde, que es de “transición” -hasta que se forme un nuevo equipo y se lance el 22 de septiembre la nueva propuesta a la calle, arranca del sentido común. Se ve el rostro gigante del intendente de Lomas de Zamora, acompañado por su nombre, con el slogan: “Hoy hay futuro y es de todos”.
Eso de buscar contener a todos y todas se terminó. Hay muchas diferencias sustanciales en la calidad de gestiones, de representantes y sobre todo de compromiso con el FpV. Conciente del error, Cristina aceptó provincializar la campaña -ya no habrá una bajada nacional- y en la estratégica Buenos Aires le dio el control a Insaurralde.
En Chubut, Yauhar no se sentó a esperar que lo sigan “ayudando” los locales. Por el contrario comenzó a reforzar su perfomance de mostrar desde donde llega a pedir el voto: como ministro de la Nación.

Cada uno, a cargo de su cara

Y en esto de hacerse cargo, Cristina también llamó a los gobernadores y les dio un mensaje directo al corazón, de acuerdo a los resultados que aportaron y de los cuáles en política, ninguno se puede hacer el desentendido: “Les pido que hagan un esfuerzo más”, les exigió uno por uno hace unos días.
En Chubut el riesgo que Das Neves se alce con las dos bancas es poco probable, pero el escenario interno que rodea a esa posibilidad no es desconocido para la Presidenta, que sigue tronando por haber accedido a exponer a un ministro como Norberto Yauhar unos días antes, por falta de candidato y mezquindades a nivel provincial.
En Balcarce conocen perfectamente como se pergeñó la candidatura de Yauhar entre el rearmado provincial que aspira a jugar más adelante su propio partido, y también como la ciudadanía verdaderamente “plebiscitó” la gestión de Buzzi en las Primarias y le dio la espalda a ese modo de zancadillas internas.
A muchos gobernadores que ven un escenario adverso en sus territorios les pasa lo mismo, y dicen que reflejaron ese pánico, cuando, convocados por la Casa Rosada, pegaron el faltazo al acto reciente en Tecnópolis. Martín Buzzi fue uno de los pocos que puso la cara, sin embargo la formalidad no aportó mucho en el ánimo nacional de fondo.
La Presidenta por ejemplo, ya ni siquiera se dio una vuelta por Corrientes, para el cierre de su protegido Carlos Espínola, quien terminó perdiendo.
Definitivamente decidió provincializar la campaña para que cada gobernador se haga cargo de su resultado. Después de todo, dicen, en el armado de muchos de los distritos del interior, la Nación ha tenido que poner la cara por gestiones escuálidas, conducciones mediocres y conspiraciones apresuradas con vista a 2015 y más. Un sayo que habrá que ver quien se pone el 28O.