El Senado aprobó la ley que crea “Transportes Navales Empresa del Estado”, una compañía estatal que tendrá la tarea de cumplir el servicio de flete a las provincias australes y le quitará peso al transporte por tierra. Diputados lo haría ley en la brevedad.
Con esto, el Gobierno está más cerca de volver a contar con un servicio naviero que viaje a las provincias australes con la ley que crea “Transportes Navales Empresa del Estado”, un proyecto del fueguino oficialista Osvaldo López.
La empresa tendría jurisdicción exclusiva en el Estado Mayor General de la Armada, dependiente del Ministerio de Defensa. Y su rol sería el de “desarrollar el transporte marítimo en todo el litoral argentino, en especial el de la región patagónica”; “promover un cuadro tarifario que permita a las economías regionales aprovechar el transporte marítimo”; y “asegurar frecuencias regulares mínimas de transporte de cargas en las provincias que así lo requieran”.
También tiene que administrar los muebles e inmuebles y los buques; y el adiestramiento del personal militar y del personal de la marina mercante nacional.
El principal golpeado con esta norma es el rubro de Camioneros de Hugo Moyano, que dejará de ser el único servicio posible para trasladar mercadería a la Patagonia.
López definió la ley como un “logro para Tierra del Fuego y toda la Patagonia”, y destacó que “tiene un impacto fenomenal en el desarrollo económico a largo plazo, puesto que diversifica y abarata el flete a la par que ejerce posesión soberana sobre nuestro mar”.
El senador negoció el proyecto con el ministro de Defensa, Agustín Rossi, por lo que se estima que Diputados lo trataría en la brevedad.
La empresa tendría jurisdicción exclusiva en el Estado Mayor General de la Armada, dependiente del Ministerio de Defensa.

Una larga espera

Argentina dejó de tener transporte vial propio en los ‘90 y, junto al cierre de las vías férreas, fue una de las causas que amplió la dependencia de los camiones de carga.
“En Tierra del Fuego nos abastecemos con el transporte carretero y eso se encarece, sobre todo porque pasa por cuatro cruces fronterizos. Por eso es necesario recrear una empresa estatal de transporte marítimo”, explicó López.
“Existe personal militar entrenado para manejar esta compañía, que sólo necesita poyo logístico. Además, sería un ejercicio de posesión de nuestra superficie marítima que serviría para reivindicar Malvinas”, agregó el senador.
El servicio le permitiría al Gobierno nacional dejar de contratar buques para comunicarse con las bases militares. Además se comenzaría a recuperar el cabotaje nacional, una larga deuda con respecto al impresionante litoral marítimo que posee la Argentina.

Municipalidad de Puerto Madryn