70338La caravana que Sergio Massa encabezaba en La Matanza fue atacada con huevos, piedras, palos, municiones con gomeras y hasta tiros de armas de fuego al aire. Hay varios heridos, entre ellos dos graves y en el Frente Renovador hablan de una zona liberada. El propio líder del Frente Renovador recibió un impacto en el pecho de una munición de acero arrojada con gomera. Se trata del incidente más grave en lo que va de la campaña de cara a las elecciones de octubre y justo cuando el oficialismo hace un gran despliegue de Gendarmes en el Conurbano prometiendo más seguridad.

El ataque se produjo en el barrio San Carlos, una zona muy humilde con calles muy estrechas. Los incicentes comenzaron cuando la caravana que venía de la avenida Caravana, tomó por la calle Espinoza, alrededor del mediodía. Allí las agresiones comenzaron con huevazos desde el interior de algunas viviendas. Luego comenzaron a arrojar piedras a los autos y a los militantes de Massa que caminaban a la par de los vehículos. Siguieron ataques con municiones disparadas con gomeras, mientras se escuchaban tiros al aire. Más tarde el enfrentamiento fue cuerpo a cuerpo. Un grupo de personas agredieron físicamente a los referentes del Frente Renovador y con palos rompieron los vidrios de los automóviles.

Saredi responzabilizó diretamente al intendente de La Matanza, Fernando Espinoza y al dirigente ultrakirchnerista, Luis D’Elía. “Acá hubo una zona liberada por la Policía bonaerense y en esto responsabilizo al gobierno de Daniel Scioli”, agregó Saredi. “El peronismo es de Espinosa no es de ningún tigre”, gritaban los atacantes, según estos testimonios. Desde el oficialismo se intentó atribuir el ataque a peleas internas del Frente Renovador.