1La semana se inicia con uno de los conflictos sin resolver que tienen en vilo a parte de la zona sur de Chubut con un paro docente que lleva ya unos 25 días. Tras finalizar con la carga en el sistema, el Gobierno Provincial hizo efectivos los descuentos en sus haberes a los docentes en conflicto. Esto sucede luego de que este personal siguiera adelante con su medida de fuerza, cuyo levantamiento es la única condición exigida por el Gobierno para entablar un diálogo en torno a los reclamos.
De esta manera, la decisión del grupo de representados por el dirigente Carlos Magno de no acatar la conciliación obligatoria, que hubiera significado dejar sin efecto las sanciones, representará el descuento de 22 días de agosto y septiembre para quienes junto a él mantienen sin clases a una buena parte de los alumnos comodorenses.

Cabe recordar que cerca de la mitad de los trabajadores de la Educación de Comodoro Rivadavia nucleados en la Regional Sur de la ATECh participan de esta medida, que se inició bajo la figura de asambleas permanentes, la cual fue considerada ilegítima por el Ministerio de Trabajo de la Nación por no corresponderse con ningún encuadre y afectar el derecho a la educación.
En este contexto se dictó una conciliación obligatoria como un mecanismo para encaminar los reclamos en una mesa de diálogo, que hubiera retrotraído las sanciones pero que también incluía el levantamiento de la medida de fuerza, condición fijada por el Gobierno para avanzar en la resolución del conflicto. Sin embargo, desde la fracción que integra Carlos Magno se decidió no acatar esta conciliación y mantener la medida de fuerza.

Más allá de que la conciliación sigue abierta, desde el Gobierno se volvió a convocar a una mesa de diálogo, contexto en el cual se desarrolló una reunión encabezada por el ministro de Coordinación, de la cual participaron los dirigentes provinciales y regionales de la ATECh y diversos funcionarios del gabinete provincial. Pese a ello, los docentes en conflicto no sólo ratificaron el no dictado de clases sino que ayer cortaron rutas en inmediaciones de Comodoro Rivadavia, impidiendo la circulación de vehículos particulares y de transporte y dificultando que los trabajadores petroleros desempeñaran normalmente su actividad.

Un tercio de las escuelas afectadas

De 113 escuelas que hay en Comodoro Rivadavia, solamente 37 siguen sin clases por causa de la medida de fuerza que no logra encauzarse. Esta medida, que se inició hace cerca de un mes con asambleas permanentes en las escuelas y que ayer incluyó cortes de ruta que afectaron el tránsito y la actividad en los yacimientos petroleros, se lleva a cabo desoyendo el llamado al diálogo por parte del Gobierno Provincial y el dictado de una conciliación obligatoria.
Al día de la fecha, cerca de la mitad de los docentes se mantienen en la postura de no dictar clases, a pesar de que su resolución no afecta a la mayoría de los establecimientos educativos de la ciudad.
Como resultado de la negativa de Magno y su grupo de deponer la medida de fuerza -única condición fijada por el Gobierno para encaminar la solución del conflicto a través del diálogo- hoy se hizo efectivo el descuento de haberes por los 22 días no trabajados. Esta sanción, de acuerdo con lo informado desde Provincia, podría haberse evitado de plegarse la fracción gremial a la conciliación, que hubiera significado retrotraer la situación a una instancia previa al inicio del conflicto.