Según informó Radio 3, el padre de un menor, Miguel Cruz, denunció que hace un año y ocho meses desapareció su hijo que estaba institucionalizado en el Hogar de Menores de Trelew.
“Desapareció los primeros días del mes de diciembre del año pasado”, recordó el denunciante y agregó: “Cuando fuimos a verlo ya no estaba más. Fue sin consultarlo a nosotros, fuimos a preguntarle al director, se lavó las manos, me dijo que fuera a tribunales. No nos quiso dar ningún dato de dónde estaba mi hijo”.
Según declaraciones del padre a la radio, el día que nació no lo dejaron asentarlo, “tuve que ir con un abogado para hacerlo; ¿y qué dijeron? Disculpe, nos equivocamos de papeles. Eso fue lo que me dijeron en el Materno Infantil”, indicó y agregó: “Y después de ocho meses recién lo pude recuperar porque me lo tuvieron en el Hogar de Niños”.
Con respecto a la intervención de la Justicia Miguel explicó que fue “porque decían que la casa era chica, que tenía el baño afuera, porque teníamos el agua afuera. Porque yo trabajaba en los planes y la plata no alcanzaba, pero a mi hijo nunca le faltó comida, nunca le faltó nada”.
Más adelante, Cruz explicó que después de haberlo recuperado cuando tenía ocho meses, el nene estuvo con él y su mujer, que tiene una discapacidad mental leve, hasta casi los cuatro años. “Y ahí empezaron todos los problemas” cuando su mujer lo llamó al trabajo para decirle que “el asesor de Familia, con cuatro policías en moto, dos patrulleros y que le habían pateado la puerta, que la habían amenazado y que así se lo habían llevado de nuevo al Hogar de Menores”. “Yo me presenté a tribunales y me dijeron que por dos meses iba a estar internado; hasta que consiguiera un lugar más grande. Y así pasó un año y siete meses”, dijo. “A lo último me dijeron -cuando lo fui a buscar y les pregunté dónde estaba mi hijo- que lo había abandonado, cosa que es mentira”, reafirmó. “Yo tengo testigos que nunca lo dejé abandonado”, insistió.