lagunaLa contaminación del Río Chubut como el avance incontenible de las aguas de la Laguna Negra salió nuevamente a la luz luego de una reunión de vecinos que se congregaron el sábado en la chacra de “Cacho” Jara. Unos cincuenta vecinos preocupados por la contaminación de las aguas solicitaron una respuesta urgente no sólo por el avance de las cloacas de Trelew a través del sistema de lagunas sino por la descarga de los pluviales Owen y Muster al Río Chubut provocando contaminación a punto tal que es imposible a la Cooperativa de Rawson potabilizar el agua.
Es tanta la preocupación que ayer en el acto aniversario de Rawson, el gobernador recibió un petitorio en manos de los vecinos linderos a la laguna negra donde lo invitan a participar y recorrer el lugar, “confiamos en que Buzzi nos escuche porque es un hombre joven, con hijos adolecentes y seguramente preocupado por el medio ambiente y el futuro para sus hijos”, dijo Ruth a El Diario luego de entregar el petitorio.
También la intendente Rossana Artero hizo ayer una encendida defensa por la contaminación de la laguna negra y el Río Chubut apoyando a los vecinos “porque tiene razón en sus reclamos, y todos estamos cansados de que no se haga nada”.

Más de 20 años de espera

“Tenemos que ponernos este problema en el hombro y buscar alguna alternativa a la gran contaminación que estamos teniendo con la Laguna Negra y con los pluviales de Trelew”, dijo Morón una de las vecinas que participo de la reunión y tiene la chacra aledaña a la Laguna Negra.
Los vecinos que esperan desde hace más de 20 años alguna solución nunca la obtuvieron a pesar de haberse escrito cientos de notas periodísticas, “la gente está podrida que siempre le digan lo mismo”, disparó María Elena Medel que también cuenta con una chacra en la sector y además es presidente del Consejo de Localidad del partido justicialista en Rawson.
Los vecinos solicitaron una mayor presencia del Ministerio de Medio Ambiente para que sea el contralor y que informe sobre los estudios bacteriológicos que se están haciendo, “no tenemos información y tampoco la dan”, se quejaron.
Los vecinalistas que participaron se comprometieron a realizar una convocatoria a las autoridades para que busquen una solución, “no estamos muertos, somos vecinos que estamos defendiendo no sólo nuestros bienes sino la defensa del medio ambiente”.
María Angélica Portales dijo a El Diario que siente una gran tristeza “porque aquí debiera estar todo el pueblo de Rawson” preguntándose qué hubiera pasado si el agua de Rawson fuera hacia Trelew.
Por su parte, Blanca de la Fuente indicó que todos hacen caso omiso, “debemos juntarnos como cuando se intentó llevar la capital a Comodoro Rivadavia y en este caso me gustaría que los vecinos nos juntáramos todos para hacer fuerza, que nos reunamos y seamos muchos para que nos escuchen, aquí el problema no es de Jara o Moron, es de todos”.
Estela Moron, una de las perjudicadas, dijo que es muy triste vivir al lado de la laguna negra “porque observamos cómo día a día el agua se nos viene encima y no tenemos respuesta de nadie, nos sentimos desprotegidos”.
No duda que el agua está más cerca de Rawson, “la laguna negra está cada vez más grande y alta, los árboles van desapareciendo y caculo que debe tener unos tres metros de profundidad”.
Para la presidente del Barrio Gregorio Mayo el agua puede llegar al barrio en cualquier momento, y pidió al gobernador Martín Buzzi que venga y observe lo que está pasando en la Laguna Negra, “y al intendente Máximo Pérez Catán que recorra el lugar y vea lo que está pasando”.

“El cuento de buena pipa”

Por su parte, el concejal del Pj Modelo Chubut, Adrian Awstin dijo que esto es el “cuento de la buena pipa porque nunca se ha encontrado la solución. Todos los políticos desde hace 20 o 30 años somos parte del problema pero no de la solución”.
Recordó que hay más de 26 proyectos elaborados y nunca nadie se decidió por ninguno, “estoy festejando el cumpleaños de la ciudad con los vecinos para generar un proyecto de ordenanza sobre la voluntad que ellos tienen al respecto y espero en algún momento ser parte de la solución”.
Indicó que esta semana se reunirá con técnicos que han participado de algunos proyectos “para que en esta gestión se pueda avanzar”.

“Nadie hace nada”

En tanto, María Elena Medel sostuvo que este tema la saca que quicio, y recordó que desde el año 2003 cuando fue la gran movilización en Rawson y al año siguiente se firmó un acuerdo con la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco para presentar un proyecto de solución “nadie se ocupó y pasaron diez años y aquí estamos como si nunca se hubiera hecho nada”.
Indicó que la “Muralla China” que empezó a levantar el ex intendente Pablo Helmer se parte por todos lados y el agua filtra hacia las chacras y no duda que a la dirigencia de Rawson le falta fuerzas “y me hago cargo como presidente del PJ de la ciudad, porque aquí no hay una decisión concreta a pesar que hay una sentencia que obliga a Trelew a que haga las cosas”.

Acuerdo que ratifica la “cultura del verso”

Recordemos que en febrero de 1996 se firmó un acta acuerdo entre los intendentes Pablo Helmer y Gustavo Di Benedetto que indicaba textualmente:
“Primero: Los municipios se comprometerán a destinar personal técnico para integrar los grupos de estudio y seguimiento del comportamiento de las lagunas de estabilización de líquidos cloacales.
Segundo: Los municipios se comprometen por sí o por terceros a realizar la sobras de carácter coyuntural que pudieran ser requeridas hasta tanto se cuente con una solución técnica de carácter definitivo.
Tercero: Los municipios se comprometen a desarrollar acciones conjuntas ante organismos provinciales, nacionales o internacionales para la obtención de fondos”.
Estos tres puntos fueron aprobados por la ordenanza 4.068. Pero estos acuerdos no fueron más que una pieza poética.
Respecto al artículo primero: Nunca el personal técnico emitió algún documento y no se observó ningún trabajo de ese organismo creado. Del punto segundo, no se hizo ninguna obra, salvo la “Muralla chuna” que intentó levantar Pablo Helmer para inundar las chacras de Trelew. Y tampoco hubo accions para cnseguir fondos.

La gran foto de la mentira

Algunos vecinos recordaban la gran foto que fue publicada por todos lados entre el ex gobernador Mario Das Neves, el ex intendente de Trelew, Gustavo Mac Kharty y de Rawson Adrian López diciendo que “el problema estaba solucionado”.
Se firmaron actas, hubo declaraciones de los acores y saludos para los medios de publicidad pero en nada se avanzó.
“Todo pasó a ser un instrumento que pretendía la solución del conflicto a una pieza literaria que sería un verso, si no hubiese sido escrita en prosa”, dijo uno de ellos acordándose de ese episodio histórico.

El problemas es que seguirá creciendo

Según los vecinos, este año la Laguna Negra creció como nunca producto del mayor aporte de agua no sólo por las lluvias sino por el crecimiento demográfico de Trelew. Todo esto se suma a la disminución del proceso de evaporación que es uno de los aspectos más importante para contener los actuales niveles.
Desde que se planteó como una profunda preocupación el tema de la laguna negra (hace unos 20 años) a la fecha, no existió una sola solución concreta.
Durante todos estos años nadie, a excepción de los pocos productores, algunos periodistas y contadísimos dirigentes mantuvieron el tema en candelero. Y mientras la laguna crecía, ni la población en forma masiva, ni las autoridades de ambas comunas, ni los actores sociales se aterrorizaron por el crecimiento del monstruo.
Así quedo bajo el agua la chacra de Lindolfo Guzmán, la de Chomón, la Del Pino, y de la familia Morón donde el avance es significativo. Y vendrán más victimas si no se hace nada.

Municipalidad de Trelew