slaudsDurante jueves y viernes, se desarrolló en Comodoro Rivadavia el Tercer Congreso Regional de Enfermería denominado “Práctica Profesional y su Reglamentación”, donde se abordaron conceptos técnicos y legales vinculados a la formación de los profesionales y su impacto en los cuidados brindados a la comunidad.
El Congreso fue organizado de manera conjunta por los Departamentos de Enfermería del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia y de la Asociación Española de Socorros Mutuos.
Desde el Ministerio de Salud de la provincia, la directora de Enfermería, Sonia Molina, destacó el acompañamiento del Gobierno del Chubut a la iniciativa y valoró “la capacitación continua que aporta al ejercicio del servicio para mejorar la atención de la salud tanto pública como privada”.
Molina resaltó la seguridad del paciente en el ejercicio de la Enfermería e indicó que la propuesta contribuye “a revisar nuestra propia práctica para tratar de mejorar la atención, corregir errores y actualizar los conocimientos en pos del bien del paciente”, más allá de la institución.

Unificar criterios

Por su parte, la directora asociada de Enfermería del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, María Candelaria Díaz, reforzó la idea de unir el centro asistencial estatal con el sanatorio La Española como una iniciativa innovadora.
“Se trata de dejar un mensaje firme: no hay pacientes ni modelos de enfermería públicos y privados, sino que hay un individuo con una necesidad de salud. Y unificar criterios es para mejorar la calidad de atención”, enfatizó.
El eje principal del encuentro fue la legalidad en el cuidado en Enfermería y la ética profesional, en consecuencia con los derechos civiles y personales de cada paciente. Para ello se contó con importantes disertantes en materia de legales y legistas.

Calidad de atención

“En el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia tenemos el orgullo de decir que esta rama tiene su incumbencia dentro de la División Legal y Forense, lo cual es el apoyo logístico de la Justicia”, señaló Díaz y, en este sentido, lamentó que en la actuación “a veces prima más qué obra social tiene el paciente y de eso depende su cuidado”.
“Lo que buscamos -dijo- es revertir ese concepto en estas jornadas”.
La enfermera legista del Hospital Británico, Dora Maciel, ponderó el tratamiento del registro en Enfermería. Se trata de un documento esencial donde la práctica queda englobada en un marco legal correcto, y que trasmite la realidad de atención que se le brinda al paciente.
“Partimos de la premisa de lo que no está escrito no está hecho, por lo cual la Enfermería debe, a través de sus registros, reflejar la calidad de atención que ejerce sobre el paciente”, puntualizó.
“Además tomamos en cuenta que la historia clínica es nuestro mecanismo de comunicación y defensa dentro de las posibles acciones legales, por lo cual lo adecuado es un correcto registro de Enfermería apostando al profesionalismo del personal”, remarcó.

Seguridad del paciente

Durante el Congreso se trató también la Seguridad del Paciente, como un nuevo paradigma, derivado de la Organización Mundial de la Salud.
Este concepto, “tiene una implementación de 10 años, en donde se trabaja a partir del error previniéndolos y buscando medidas correctivas para que no vuelvan a repetirse”, concluyó la legista.
En tanto, el enfermero e integrante del comité organizador, Raúl Gallegos, se mostró conforme y mencionó que “con mucho sacrificio pudimos lograr este Congreso”. Resaltó que durante las jornadas se abordaron las obligaciones que se tienen dentro de la profesión y la utilidad que tuvieron para auxiliares, enfermeros, asistentes y licenciados.
Finalmente, Luis Velázquez, uno de los asistentes perteneciente a una operadora petrolera que trabaja en la ciudad, fijó el grado de pertenencia al área y comentó que “en la empresa contamos con una dotación de 33 enfermeros”, por lo cual valoró la intención de adquirir nuevos conocimientos.