educaEl Ministerio de Educación y la representación sindical de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) acudieron a la mesa de conciliación obligatoria que había sido convocada por la Secretaría de Trabajo de la provincia.
A partir del acatamiento por parte de la seccional sur del gremio y, por ende, la suspensión de la medida de fuerza que los auxiliares de la Educación llevaron adelante durante 21 días en escuelas de Comodoro Rivadavia, el secretario de Trabajo, Marcial Paz, convocó a las partes para iniciar una instancia de diálogo.
En el encuentro, el Ministerio de Educación y ATE fijaron su posición con respecto al proceso iniciado por el Gobierno Provincial para pasar, durante este año, a 700 auxiliares de planta transitoria a planta permanente a fin de brindarle estabilidad laboral a los trabajadores, en tanto que se dejó en claro que en la mesa paritaria que se abrirá mañana, a las 14, en Casa de Gobierno, se discutirá todo lo que tenga que ver con la antigüedad y la recategorización, entre otros aspectos.
Por el Estado, estuvieron presentes el ministro de Educación, Luis Zaffaroni; el viceministro coordinador de Gabinete, Miguel Montoya y el subsecretario de Recursos y Servicios Auxiliares, Diego Punta. Por ATE lo hicieron su secretario general, Edgardo Hompanera y Mirta di Paul, Paola Etcheverry, Miriam Acosta y Damián Cervidio, por las seccionales Puerto Madryn, Rawson, Comodoro Rivadavia y Comarca Andina, respectivamente.

Retención de servicios

En la reunión, el ministro Zaffaroni subrayó que la cartera educativa dispuso el irrestricto acatamiento de la conciliación obligatoria y que eso significa que se deja en suspenso mientras dure la conciliación, el descuento en los haberes de los trabajadores que durante 21 días hicieron retención de servicios en las escuelas.
En tal sentido, el viceministro Montoya reiteró que la situación se retrotrae hasta el día de inicio de la retención de servicios y que el descuento de los días no trabajados queda en suspenso durante el tiempo que dure la conciliación, pues será tema de discusión durante el proceso que hoy se inició “ya que debemos abordar las desigualdades que se generan entre quienes han cumplido con su labor en forma regular y aquellos que se han plegado a medidas de conflicto, a sabiendas que tal accionar trae aparejado consecuencias”.
Zaffaroni recordó en la mesa el importante logro conseguido por el sector a partir de la firma del convenio colectivo de trabajo, meta que perseguían desde hacía 20 años, y que permitió excluir al personal auxiliar de Educación del marco igualitario de la ley 1987.

Recategorización

“El convenio colectivo de trabajo es un logro conjunto de esta gestión y los sindicatos, que reivindica a los trabajadores. Sabemos que con sólo firmarlo la situación no mejora de un día para el otro, pero sí es el punto de inicio en pos de la mejora laboral de los auxiliares como estamos haciendo con el pase a planta permanente, dándole estabilidad a los trabajadores y analizando la recategorización. Por eso creo que es fundamental que se haga una mirada completa sobre lo que se hizo en un año y medio de gestión, y ponderar los temas sobre los que tenemos que trabajar en conjunto”, indicó.
En tanto, el secretario de Trabajo, Marcial Paz, resaltó “el grado de madurez de la representación gremial porque es bajo el imperio de la ley y las normas constitucionales, el camino ideal para llegar a puntos de encuentro que en esta etapa de conciliación van a empezar a considerar”.