De acuerdo a lo resuelto por el Juez Daniel Yanguela, para hoy está prevista la audiencia preliminar en el caso donde se investiga una presunta tentativa de homicidio en perjuicio de Gerardo Bustos y un menor, donde se encuentran imputados siete personas, la mayoría de ellos vinculados a la firma Imola, de compra y venta de automóviles, según indicó un comunicado de la Fiscalía de Trelew.
La audiencia había sido convocada para el 11 de septiembre pasado, pero la no presentación de la defensa ni los mismos imputados, llevó a declarar la rebeldía y el pedido de captura, siendo detenidos cinco de ellos durante la tarde de ese día, realizánose la audiencia el jueves 12 del corriente. Durante la misma, se efectuaron algunos cuestionamientos previos, y el magistrado decidió la libertad de las cinco personas, no sin antes convocarlos para mañana a las 9 en el sexto piso de los tribunales.
Se especula con un planteo de recusación al Juez por parte del defensor Gustavo Latorre, quien en aquella oportunidad fue objeto de un incidente de conducta, considerándose el abandono de defensa. Fue ante ésta situación que asumió la defensa pública la representación de los acusados, pero la voluntad de estos volvió a poner al abogado particular como actuante legal.

Acusación

La acusación presentada por el Ministerio Público Fiscal, que en las audiencias está representado por la fiscal general jefe Mirta Moreno fue presentada en diciembre de 2011 y debe evaluarse en audiencia preliminar su posible elevación a juicio oral.
La causa está caratulada “Bustos, Gerardo y otro (menor) s/homicidio en grado de tentativa, lesiones leves-Trelew”, donde resultan imputadas varias personas, entre ellas un menor de 18 años, además de Francisto Antonio Castagnoli, Rocco Castagnoli, Rodrigo Maximiliano Acosta, Oscar Moreno, Mauro Aguirre y Vicente Castagnoli, quienes tienen como abogado defensor a Gustavo La Torre.

Descripción del hecho imputado

De acuerdo a la acusación presentada por la Fiscal General Jefe, Mirta Moreno, acompañada de la Funcionaria de Fiscalía, Claudia Ibáñez, se encuentra acreditado en el presente caso, el hecho ocurrido el día 13 de agosto de 2011, en el horario comprendido entre las 13,10 y 13,30, cuando un grupo de personas, todos pertenecientes a la firma comercial Imola Automotores, ubicada sobre Avenida Irigoyen casi esquina Cambrin de Trelew, se encontraban reunidos previamente en el frente al comercio de mención, existiendo una rivalidad y motivado por el celo comercial comienzan una brutal agresión a los integrantes de la firma Ellinor SRL, Gerardo Bustos y su hijo.
Justamente este último ingresa al comercio de su padre, en Irigoyen y Cambrin, distante unos 50 mts. del ya nombrado, cuando se acercan a la carrera, con la inequívoca intención de increparlo y buscando pelea dos menores. En esas circunstancias, Gerardo Bustos, advierte que desde la otra empresa venían en dirección a su negocio un grupo de personas, y temiendo por la integridad física, a quien creía se encontraba en la calle, sale raudamente y a la carrera hacia la puerta de acceso del negocio, siendo allí interceptado, comenzando una pelea a la que se sumaron Rodrigo Acosta y Oscar Moreno, aplicándole todos ellos golpes de puño y patadas en distintas partes del cuerpo.

“Hay que matarlo”

De esa manera, logran que Bustos cayera al suelo, sumándose Francisco Castagnoli, alias “peluca”, quien utilizando una herramienta, tijera de cortar alambres o caños, de hierro de gran porte para aumentar su poder de ataque ofensivo, sabiendo lo que hacía, con intención de causar muerte, arengando a sus consortes de causa manifestándoles: “hay que matarlo, hay que matarlo…”, golpeó salvajemente en al menos diecinueve oportunidades en distintas partes del cuerpo, algunas de ellas vitales, como cabeza, tórax y espalda a Bustos, quien sin posibilidad de defenderse y repeler cualquier agresión, permanecía tirado en el piso, señaló el parte difundido por la Fiscalía
Mientras era golpeado, se suman a la agresión Mauro Aguirre, Rocco Castagnoli y Vicente Castagnoli, todos prosiguiendo con la golpiza de puño y puntapies, por un lapso de tiempo de aproximadamente 20 segundos, mientras la víctima se hallaba indefensa y sin reacción en el piso, y sin riesgo para los agresores, habiendo todos ellos tomado parte en la ejecución del hecho, actuando con la inequívoca intención de terminar con su vida, añadió la explicación.
El escrito del Ministerio Público Fiscal señala también que el hijo salió en defensa de su padre, quien yacía en el piso mientras era salvajemente azotado, pero fue reducido y tirado al suelo por uno de los menores intervinientes en la agresión, sumándose luego el resto, para recibir golpes en distintas partes de su humanidad.
Como consecuencia de tal accionar, Gerardo Raúl Bustos sufrió lesiones calificadas de carácter grave, en tanto a su hijo le produjeron heridas que fueron caracterizadas como leves. Analizado el plexo probatorio reunido en autos, el Ministerio Público Fiscal considera que se encuentra probada la materialidad de los eventos y la autoría responsable de los traídos a proceso, conforme a la imputación que a cada uno de ellos se le efectuara, todo lo cuál se corrobora a partir de los elementos de prueba que se consignan en la acusación.

Municipalidad de Trelew