Tras registrarse el despido de 18 trabajadores en la empresa Piedra Púrpura sin abonarse las indemnizaciones, la delegación local de la Secretaría de Trabajo declaró la conciliación obligatoria, proyectándose la primera audiencia para hoy a partir de las nueve y media.
Desde la delegación regional de la Confederación General del Trabajo (CGT) confirmaron esta información, que se desprende de una presentación realizada por la organización gremial, cuestionando la forma ilegal de despido realizada por los directivos de la empresa.
La empresa Piedra Púrpura cuenta con 80 empleados y los despidos fueron realizados en un contexto muy particular. El 30 de agosto la empresa presentó ante el Juzgado Civil y Comercial a cargo del doctor Luis Mures un recurso de convocatoria de acreedores, debido a la difícil situación financiera que atraviesa.
Los argumentos planteados obedecen a cuestiones de mercado de la industria de los pórfidos, que tienen que ver con la caída de los precios en Europa, que se constituye en el mercado más importante de exportación. A la vez, se planteó el incremento en los costos laborales que se han dado en nuestro país como otro de los motivos.
Piedra Púrpura tiene su cantera en Sierra Chata, y la planta de procesamiento en el Parque Pesado de nuestra ciudad.

Propuesta “irrisoria”

Tal como lo informaron desde la CGT, en la presentación que se realizó ante la Secretaría de Trabajo se apeló a legislación laboral de índole provincial y nacional, responsabilizando a la empresa en violar dicha normativa.
En el transcurso de la mañana de ayer, los representantes de la CGT se acercaron hasta la empresa donde se están manifestando los trabajadores con el objetivo de informarles sobre los alcances de la conciliación obligatoria concedida por la delegación local de la secretaría de trabajo.
Según informaron referentes sindicales, la decisión de la Secretaría de Trabajo retrotrae la situación al momento anterior a los despidos.
Según se informó, hay 18 despidos de trabajadores, dos de los cuales fueron reincorporados porque uno se encontraba con licencia por accidente y el otro estaba con parte por padecer una enfermedad profesional. Puntualmente en la planta de Puerto Madryn, se registraron 11 despidos.
Representantes de la CGT informaron que uno de los dueños de la empresa de pórfidos viajó exclusivamente desde Italia para participar de la conciliación obligatoria que se realizará hoy.
Días atrás se produjo una reunión informal entre los responsables de la empresa y un grupo de trabajadores despedidos, con la participación del secretario general del sindicato de ceramistas, Armando Moyano. En dicha oportunidad, el ofrecimiento realizado fue definido como “irrisorio” por parte de los trabajadores y dirigentes gremiales.
Según plantearon, no sólo se trataba de sumas inferiores a lo adeudado, sino que también se planteaba el pago de las indemnizaciones en cuotas durante 3 años.
Asimismo, cuestionaron el despido de los trabajadores con mayor antigüedad, cuando en realidad existe normativa laboral que establece la prioridad de despido casualmente a los que tienen menor cantidad de años de trabajo.

Preocupación legislativa

En la última sesión de la Legislatura, la Diputada Provincial Ana María Barroso, se manifestó a favor del reclamo que llevan adelante los trabajadores despedidos de la empresa de pórfidos Piedra Púrpura.
“Quiero aprovechar un momento para expresar mi profunda preocupación por la grave situación por la que están atravesando distintos sectores de la ciudad de Puerto Madryn, vinculadas al peligro o pérdida de fuentes de trabajo. Desde ya me solidarizo con las trabajadoras de la empresa Reina Mora y por supuesto también con los trabajadores y trabajadoras de la empresa Alpesca. Pero fundamentalmente quiero expresar mi preocupación por el conflicto por los trabajadores despedidos de la empresa de pórfidos Piedra Púrpura”, expresó.
Respecto a la crisis por la que está atravesando la empresa, la cual se presentó en convocatoria de acreedores, sentenció “Esto obviamente, hace peligrar no solo el pago a los despedidos, sino también al futuro mismo de la empresa, en la cual trabajan alrededor de 80 personas. Es una muy grave situación, que sumado a los otros conflictos laborales de la ciudad, pone en jaque muchos puestos de trabajos, de hombres y mujeres sostenes de hogar”.

Municipalidad de Puerto Madryn