retapaDesde el sábado pasado Yasmín de once años, fue denunciada como desaparecida en una zona periférica de Comodoro Rivadavia. Finalmente la tensa y desesperante incertidumbre que familiares, amigos y vecinos de la familia soportaron todo el fin de semana sin datos sobre la nena, que había salido a hacer un mandado, tuvo el peor de los desenlaces, cuando pasado el mediodía de ayer, una mujer que iba caminando por la zona de la antena de LU4, fue protagonista del macabro hallazgo del cuerpo sin vida de la pequeña Yasmín Chacoma.
Así lo oficializaría luego el jefe de la Brigada de Investigaciones, Leonardo Bustos a Radio del Mar, señalando que aproximadamente a las 13:30 horas, la policía fue alertada por la mujer disponiéndose inmediatamente un cordón policial en la escena del crimen, para que no se entorpezca la investigación.
El fatal hallazgo del cuerpo que presentaría signos de abuso sexual y violencia física, se produjo en la zona del barrio LU4, en un predio ubicado entre la antena de Radio Nacional, a 200 metros de la base y una cancha de fútbol de tierra. Detrás de esa zona hay un amplio sector de asentamientos de viviendas.
De inmediato se dispusieron unos 200 policías de la provincia, de las divisiones de Operaciones, Canes, Infantería y Montada, además están todos los jefes Policiales de las distintas comisarias de Comodoro y los máximos jefes de la policía provincial junto al secretario de Seguridad José Glinski.

Tensión social y grescas

Sin embargo, se fue dando lo que se temía anoche al cierre de esta edición. La pacífica y dolida manifestación popular ante el aberrante hecho que comenzó en las avenidas Chile y Kennedy con quema de cubiertas, se transformó paulatinamente en mayor nerviosismo e indignación derivando en corridas, reproches hacia los uniformados, y disparos hasta registrarse incluso un policía herido como saldo de la tensa situación.
Es que el nivel de inseguridad que viene soportando Comodoro Rivadavia en los últimos años, no tiene precedentes en ninguna otra parte de la provincia. Y este hecho vino a coronar la multiplicidad de delitos que se registran en lo cotidiano además de sumarse al récord de muertes en lo que va de 2013.
Anoche, Infantería sumó de inmediato unos cien efectivos a los policías ya dispuestos para el control de la turbulencia social en la zona cercana a las 1008, escenario donde desapareció Yasmín y donde ayer, tras el hallazgo de su cuerpo en el predio de la torre de Radio, comenzó a expresarse la indignación de los vecinos.
Pero pese a la presencia de efectivos de seguridad, poco a poco comenzó a desmadrarse la situación, con disparos, corridas y la protesta que en principio pedía pacíficamente justicia, se fue transformando en una batalla entre vecinos y policías, que reportó entre sus filas algunos heridos.

Yasmín apareció muerta en un descampado en la zona de la antena de LU4. Habría sido abusada y golpeada, con presunta muerte por estrangulamiento.

El escenario de esta lamentable situación fue la avenida Chile y se traslado por momentos a la avenida Kennedy.
La gente reprochaba anoche diferentes malestares pero tal vez los datos más importantes fueron que algunos sindicaban a “uno con muletas” que sería un habitante del sector con antecedentes. Además se cuestiona la lentitud del accionar policial que de sábado a lunes nada lograron rastrear en el sector, y en contrapartida la Policía mostró mediáticamente un amplio operativo donde concentró su trabajo vinculado a la lucha contra el narcotráfico, arrojando nueve allanamientos con siete detenidos en otra zona de la ciudad.

Sin detenidos

En breves declaraciones a Radio del Mar, la fiscal a cargo, Adriana Ibañez, declaró que “todavía no hay ninguna persona detenida, la Brigada en conjunto con la Seccional quinta está tratando de individualizar la persona que aparece en los videos. Está trabajando criminalística, han hecho una inspección ocular sobre el perímetro, pero todavía no puedo dar mayores precisiones porque se está trabajando en el lugar. ”

Un caso emblema

El secretario de Seguridad y Justicia de Chubut, José Glinski, expresó ayer en conferencia de prensa desde el barrio 30 de octubre que el crimen de Yazmín Chacoma “no se trata de un hecho más o una serie de hechos, sino creo que tiene sus singularidades”. Y adelantó que “estamos a la espera de terminar el trabajo científico para poder dar precisiones y por el resguardo de la investigación”.
Glinski señaló que “casos aberrantes como estos lo ponen a uno en una situación de indignación” y agregó que el cuerpo de la niña “tiene signos de violencia, lo que hay que determinar es qué tipos de lesiones para poder establecer un perfil del homicida”.
Asimismo, aseguró que en el transcurso del día de hoy, con la autopsia ya concluida “vamos a tener datos precisos de lo que ocurrió”, por lo que pidió cautela a la hora de arrojar hipótesis.

Apelan a las filmaciones

Si bien gran parte de los reproches públicos se basan en la desprotección que se padecería en horas de la noche en el sector y sobre todo en que las cámaras de seguridad en la calle Chile estarían sin funcionar desde hace mucho tiempo, Glinsky aseguró que “Hay más de un video, hay otras fuentes fílmicas de La Anónima, locales comerciales y algunas casas” por lo que pidió a quienes hayan visto algo que se acerquen a la fiscalía o la seccional más cercana a aportar datos. Explicó que “había algunas imágenes que nos permitían orientar el rastrillaje y que indican que posiblemente (la nena) haya llegado aquí con un adulto pero no podemos adelantar más información”. También, confirmó que había una orientación hacia esta zona producto de algunas imágenes vistas en las cámaras de seguridad.
Esta es otra de las causas del malestar de la gente que pese a estos supuestos datos, terminó siendo una vecina la que halló el cuerpo en el descampado, y no el amplio operativo presuntamente desplegado.
“Las filmaciones son claves porque tenemos que establecer el recorrido de Yasmín y ver si efectivamente fue acompañada por un adulto” hasta ese lugar, y consideró que “en pocas horas podremos determinar con alguna prueba científica” si a la nena la mataron allí.
“Tenemos que buscar huellas, el terreno está blando producto de la humedad; vamos a utilizar a la división Canes para rastrar qué es lo que sucedió. El cuerpo habla y seguro en función de las investigaciones que se hagan podremos tener más información”, agregó Glinsky tratando de aportar calma a la ciudadanía comodorense que definitivamente clamaba tanto en las calles como en la redes social, donde se convocaba a una movilización para hoy a las 18 horas en Plaza San Martín, por “Justicia para Yasmín”.