El gobierno de Río Negro creará un área de control ambiental que tendrá el objetivo específico de inspeccionar el trabajo de las empresas hidrocarburíferas que operan en los yacimientos provinciales. “Vamos a buscar a los más capacitados para conformar esta área”, señaló el gobernador, Alberto Weretilneck.
Para ello el Ejecutivo provincial enviará un proyecto de ley a la Legislatura para impulsar la conformación de un equipo de técnicos y profesionales que sean capaces de evaluar las tareas que desarrollan las empresas petroleras que tienen la concesión de las áreas hidrocarburíferas rionegrinas.
“Dentro de lo que es la renegociación hay un tema que es puntal y que tiene que ver con la verificación que debemos hacer de los impactos ambientales, si los hubiera, en cada uno de los yacimientos, dijo Weretilneck.
Cabe destacar que a partir de esta semana se abre un período de 45 días y dentro de ese plazo se definirá el resultado de la renegociación de los primeros cuatro contratos petroleros. Por el canon que deben pagar las doce empresas interesadas en continuar operando las áreas hidrocarburíferas, el gobierno provincial pretende recaudar 200 millones de dólares.