Ayer en horas del mediodía se registró un violento vuelco en el camino de ripio que une el barrio Covitre con las Quintas El Mirador, donde resultaron heridos dos jóvenes que viajaban en un automóvil que perdió una rueda.
Como consecuencia del accidente, tanto el conductor como el acompañante fueron asistidos por una ambulancia que los trasladó hasta el hospital Andrés Isola, donde recibieron la correspondiente atención médica de emergencia.
EL Diario se acercó hasta el lugar donde se registró el vuelco, aproximadamente en la mitad del camino de ripio que se encuentra entre la intersección de las calles Piedrabuena y Dorrego y con las Quintas el Mirador.
A mitad de camino, en oportunidad en la que el vehículo viajaba en dirección sur-norte, imprevistamente el conductor sufrió un violento impacto al salirse una rueda y perdió el control del vehículo en movimiento, generándose un espectacular vuelco, que provocó dos o tres vueltas del automóvil.
Inmediatamente se puso en aviso a la policía de la seccional tercera, personal de bomberos voluntarios y empleados de Control Urbano, que se acercaron para asistir a las víctimas, ordenar el tránsito y sacar el vehículo de la calle.
Personal policial informó que el vehículo, un Renault Corsa de color bordó, patente BXM 555 era conducido por Ariel Gramajo, de 23 años de edad, quien iba acompañado por Cristian Mamani, de 19 años.
Asimismo, notificaron que una vez que fueron puestos en aviso del accidente, se acercaron hasta el lugar donde se encontraron con el vehículo dado vuelta, sin una rueda y con sus dos ocupantes sentados al lado del mismo.
El conductor acusaba un fuerte dolor cervical y un pequeño corte en la boca, mientras que Mamaní tenía una herida cortante en una mano y un evidente estado de shock, que no le permitía emitir palabra alguna. La policía también informó que ninguno de los dos tenía el cinturón de seguridad puesto, pero afortunadamente no salieron despedidos del automóvil.
En el lugar del accidente, personal de Control Urbano organizó el tránsito, mientras que los bomberos instalaron un malacate al vehículo para darlo vuelta, con el objetivo de proceder a su traslado y lograr despejar las vías de circulación.
Pese a que el vehículo circulaba en dirección hacia el barrio Covitre, quedó dado vuelta, con las ruedas para arriba, apuntando hacia el lado contrario.

Municipalidad de Puerto Madryn