Un cargamento de 1200 kilos de marihuana valuado en 20 millones de pesos fue secuestrado en un operativo realizado en Zárate, Carlos Keen y Rafael Castillo, donde fueron detenidas seis personas y se secuestraron armas y vehículos.
El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, explicó que el operativo debió adelantarse cuando, mediante escuchas telefónicas, la policía se enteró de que dos de los integrantes de la banda iban a ser asesinados por un tercero al momento de entregar el cargamento de droga en Carlos Keen.
El operativo fue denominado por la policía como “Operación Pokemon”, ya que los 1140 panes de marihuana secuestrados llevaban un adhesivo con los personajes de ese animé japonés, explicaron voceros policiales.
La droga secuestrada iba a ser acopiada en un domicilio de Carlos Keen y desde allí distribuida a distintos puntos del Gran Buenos Aires y en la villa Zavaleta, del barrio porteño de Barracas, añadieron las fuentes.
En una conferencia de prensa que brindó esta mañana en la superintendencia de Drogas Peligrosas, Berni explicó que “los dos hombres que trasladaban la droga iban a ser asesinados por otro de nacionalidad peruana (miembro de la misma organización) tras la entrega. Ya todo estaba armado para que una vez que entregaran la droga murieran”.
El funcionario nacional añadió que se trata de una organización de narcotraficantes que trasportaba la droga desde la provincia de Misiones para distribuirla en el oeste del conurbano fraccionada en cigarrillos.
“Tras la aprobación del juez (federal 12, Sergio) Torres, tuvimos que proceder a desbaratar la banda porque, tras las escuchas telefónicas, supimos que iban a matar a dos personas que trasladaban la droga en una camioneta con un trailer jaula para caballos. En ese lugar (una jaula), en un doble fondo, llevaban la droga”,