Es por el problema eterno de la Laguna Negra, que inunda las chacras en las que viven. Los vecinos se manifiestan molestos por las declaraciones del intendente de Trelew, Máximo Pérez Catán acerca de que se buscará otro proyecto y señalan que los terraplenes ya no frenan el avance del agua sobre sus tierras y sobre las viviendas. Indicaron que el agua ya brota de la tierra en muchos sectores sin control y que se quedarán en la ruta esperando la presencia de la intendente de Rawson, Rossana Artero. El corte es total y la policía desvía sobre las rotondas de salida de ambas ciudades hacia esa vía.