Científicos y veterinarios del Centro Nacional Patagónico (CENPAT) descubrieron en la provincia del Chubut un nuevo mamífero al que se denominó Rata Vizcacha Patagónica, siendo el primer mamífero viviente que se descubrió en los últimos 50 años.

8

El descubrimiento se hizo en la localidad de Los Adobes, cercana a Gastre y demandó casi diez años de trabajo por parte de Pablo Teta, Ulyses Pardiñas, Daniel Udrizar Sauthier y Milton Gallardo. “La detección de la especie en sí, se produce en el año 2005. Pero durante bastante tiempo pensamos que era otra especie que vive ampliamente en otras zonas del país. Cuando nosotros proponemos una nueva especie, no debe ser una decisión apresurada, porque cuando se echa a rodar un nombre, pasa a ser algo que no se deshace tan fácilmente si uno se equivoca. Por eso se toma un tiempo y se pone a hacer comparaciones. Se empezó a estudiar más profundamente y nos dimos cuenta que era una especie nueva, singular y por eso la terminamos describiendo”, cuenta Ulyses Pardiñas.

8loSingular homenaje a Kirchner

Algo que llama la atención de esta nueva especie, más allá de algunas características singulares que describiremos más adelante, es el nombre científico que lleva: “Tympanoctomys Kirchnerorum”. Esta denominación no es casual, ya que los investigadores aseguran que “nosotros decidimos dedicar esta especie a dos presidentes de Argentina, a Néstor Kirchner y a Cristina Fernández de Kirchner. La idea de este homenaje surge como resultado de que los gobiernos de ambos presidentes se caracterizaron por una política activa de promoción de la ciencia, la repatriación de científicos, y sobre todo, por la creación de un Ministerio de Ciencia, Tecnología en Innovación Productiva. Por eso nosotros dedicamos esta especie a estos presidentes”, aseguró el veterinario Pablo Teta. El hecho de que sea un roedor el que lleve el nombre de Kirchner generó algún tipo de polémica, que los mismos científicos se encargaron de aclarar instantáneamente: “Creemos que es un homenaje y el hecho de que sea un roedor es independiente. Lo fundamental de la taxonomía y de este tipo de decisiones es que el nombre queda inmortalizado, esto no desaparece más. Nosotros trabajamos con nombres que fueron acuñados por Linneo hace 300 años y ese nombre entra en la historia. Es un reconocimiento que pasa los límites del detalle de qué es lo que te dedican, sea una amapola o un tiranosaurio”.

El trabajo

El descubrimiento de esta nueva especie se dio en el año 2005, cuando los investigadores hallaron los primeros restos fósiles. A partir de ahí, el trabajo comenzó a tomar nuevas directrices, sobre todo en la búsqueda de población viviente: “Los primeros restos que se encontraron de esta especie fueron restos fósiles, los encontraron dos de los coautores de este trabajo y después de eso se encontraron unos restos de una acumulación de roedores generadas por aves rapaces. Y a partir de eso, lo que se hizo fue ir hasta esa zona y poner trampas. Más allá de los fósiles, la única población viviente se encontró en cercanías de Los Adobes, en la meseta central del Chubut”.

Las características

La Rata Vizcachera Patagónica, está emparentada con roedores del estilo de las maras o los cuises, y habita ambientes extremos como desiertos y salares, muy inhóspitos en general. Según cuentan los especialistas, “han desarrollado distintas adaptaciones para poder vivir en estos climas, una de ellas es que tienen un gran oído, que es una adaptación antidepredatoria, se alimentan de plantas que tienen un alto contenido de sal, que es un recurso que siempre está disponible, pero a la vez le impone algunas condiciones, porque el alto contenido de sal no es bueno para nadie. Lo que hacen estos animales es pelar las hojas de las plantas que consumen con unos pelos que tienen antes de los dientes, y viven en cuevas complejas que tienen varios niveles que les permiten modular las temperaturas extremas”.
Por último, los científicos quisieron agradecer a la Comisión Nacional de Energía Atómica, por donde se canalizaron este tipo de estudios, y también a la Dirección de Fauna de la Provincia del Chubut. “Nosotros llevamos una década con este tipo de trabajo, desde que detectamos a la especie, hasta que fuimos al lugar y tuvimos la fortuna de poder colectar especímenes. Llevó mucho tiempo y muchos recursos, y esos recursos fueron, por un lado del Consejo Nacional de Investigaciones y por otro lado del CONICET y de la propia gente de Los Adobes que siempre nos trató muy bien”, concluyeron.

 

Municipalidad de Puerto Madryn