3Un gran debate se produjo en la Cámara de Diputados por el decreto del gobernador Martín Buzzi invitando a todos los poderes del Estado como a las intendencias a adherir para que los funcionarios se hagan el análisis de la rinoscopia como una forma de combatir el narcotráfico.
El próximo 10 de diciembre se debatirá el proyecto de ley del diputado del bloque del partido justicialista, Gustavo Muñiz que hace más de un año presento un proyecto para el control de la drogadicción en el ámbito de los tres poderes del Estado.
Muñiz se vio gratamente sorprendido con el decreto del gobernador Martín Buzzi porque es un paso más para la lucha del flagelo de la droga.
Por su parte el diputado Anselmo Montes dijo estar dispuesto hacerse los análisis “pero no los haré público porque no quiero el oportunismo para salir en la foto de un diario. Lo importante es que nos estamos metiendo en un tema que es muy importante porque no somos un país de paso sino que consume y si este es el principio bienvenido sea porque hoy los pibes están en peligro”.
Montes aspira a que pueda venir a Chubut uno de los integrantes de la Suprema Corte de Justicia, Raúl Zaffaroni para hablar de estos temas y especialmente la cuestión jurídica.

Trotta no comparte

En tanto, el diputado del FpV, Héctor Trotta dejó en claro que no comparte la herramienta que propone el Poder Ejecutivo con la sanción del decreto ni tampoco le parece prudente ni pertinente avanzar en un proyecto de ley que vulnere derechos personalísimos y que no sirva para atacar el problema en su integridad.

El próximo 10 de diciembre se debatirá el proyecto de ley

“Los que son especialistas en el tema dicen que el alcohol es la puerta de entrada de la mayoría de las adicciones, entonces por qué no hacemos una alcoholemia obligatoria diaria a los funcionarios “, se preguntó Trotta al sostener que si los van a controlar “que nos controlen bien, porque es tan grave una cosa como la otra”.
Para Trotta con la rinoscopia se busca que aquellos que tienen responsabilidades políticas no cometan errores por actuar bajo el influjo de una sustancia alucinógena, “porque si es por la pérdida de conciencia, el alcohol es una problemática de igual complejidad”.
Para Trotta avanzar sobre cuestiones que hacen a la intimidad de las personas y que alguien pueda conocer el resultado de un análisis que se alguien se haga no es correcto porque es absolutamente personal. Puso como ejemplo que si alguien dispusiera de un listado de todos los enfermos con HIV de la provincia, “entre este tipo de eventos y la discriminación hay un paso absolutamente riesgoso y pequeño”.
Coincide que el adicto es un enfermo que debe tratarse “pero estaríamos atacando el síntoma sin atacar la causa de la enfermedad y esto es poner un simple paliativo” indicando que no cree que haga falta descubrir el agujero del mate a esta altura del partido “porque si en ningún lugar se hizo lo que se está proponiendo por algo ha de ser”.

Ale: Mal redactado

En tanto, el diputado del FpV, Juan Ale dijo no compartir el decreto de la rinoscopia, ni como está redactado, “no comparto para nada una serie de cuestiones pero no reniego de la cuestión del gobernador ni de la intención porque prefiero ser bien pensado aunque pase por ingenuo”.
Indicó que en la lucha contra el narcotráfico es de fundamental ayuda el trabajo en conjunto y la presencia de la gendarmería en las rutas nacionales, “pero no es menos cierto que la mayoría de los trabajos de mayor envergadura en los últimos 20 años los hizo la policía del Chubut, más que cualquier otra fuerza”.
Indicó que respeta la intención del gobernador “aunque no comparto el decreto pero no necesito que me obliguen, esto incomoda, se debe ir de forma voluntaria no para la foto del diario, porque no debe ser la intención de nadie saber si otro consume o no porque el adicto es un enfermo”.

Cisneros: Mayor control

Para Cisneros hay que hacer un esfuerzo en el control de la drogadicción no sólo en la adicción sino al narcotráfico, “todos sabemos cuántas rutas posee esta provincia, cuáles son los límites geográficos, donde pueden bajar aviones porque la droga no cae del cielo la agarran los deliveries y la reparten o la venden”.
El legislador no duda que se debería hacer mayores esfuerzos en lo que es investigación e inteligencia de manera que se pueda detectar la cocina y cortar esta cuestión, “creo que más allá de hacer el análisis de la rinoscopia lo mejor es controlar las rutas con más inteligencia y mayor investigación sobre los estupefacientes y en cuestiones de prevención y educación.
Para Cisneros este tema debe debatirse en las escuelas y que en las rutas se solicite mayor cantidad de documentación y que estén con los perros en la frontera como hacen otros países, “porque la comunidad lo tomará mejor si nosotros hacemos este tipo de cosas que si nos hacemos la rinoscopia para ver si somos o no adictos”.