1El Gobierno de la Provincia de Santa Cruz autorizó el inicio de la pesca de langostino en aguas de su jurisdicción dentro del golfo San Jorge, en una medida sorpresiva, y que no ha despertado mayor interés de parte de las empresas permisionarias. La medida adoptada por la Subsecretaría de Pesca santacruceña a cargo de Pedro De Carli habilitó la pesquería en la Zona C del caladero interjurisdiccional.
En Chubut, las empresas con permisos de pesca congeladores venían solicitándole a las autoridades locales algún tipo de definición en torno a la política de manejo de aperturas y cierres de la pesca de langostino en el Golfo, de modo que las pesqueras tuvieran cierto marco de previsibilidad al momento de definir sus estrategias de capturas. Vale mencionar que es precisamente de estas empresas las que dependen miles de trabajadores, y es el grueso del empleo que genera la pesca en Chubut a través de las plantas en tierra.
Así las cosas, hasta ayer había existido un absoluto silencio de parte de quienes ejercen la administración pesquera provincial, pero apurados por la decisión de Santa Cruz, dejaron trascender a última hora, que hoy jueves se dictaría la resolución respectiva, autorizando el inicio de una prospección con la flota comercial a partir del viernes 20 de marzo en aguas chubutenses del golfo San Jorge.

Inconsulto

Ninguna de las dos medidas provinciales formó parte de una estrategia conjunta de los estados, ni consensuada con las concesionarias que tienen licencias en esas jurisdicciones. El golfo San Jorge sigue en orfandad de una política de manejo y administración responsable y de largo plazo, quedando de este modo, más allá de las autonomías provinciales, sujeto a los estados de ánimo de los funcionarios de turno.
Santa Cruz habilitó un área sin mayores consultas desde el minuto cero del 10 de marzo, pero 48 horas después no había barcos operando sobre el sector en cuestión; la mayoría de las empresas se mostró reticente a participar de la exploración ya que temen que el envío de buques no alcance a compensar los gastos, a la luz del comportamiento del recurso en ese sector en los últimos años.

Reacción

La Subsecretaría de Pesca de Chubut dependiente del Ministerio de Desarrollo Territorial que conduce Gabriela Dufour no habían respondido a los pedidos de reuniones de parte de las empresas con licencias para operar en el Golfo, pero como reacción tardía a la sorpresiva apertura de Santa Cruz, ayer dejaron trascender que hoy se firmará la resolución por medio de la cual se definirá el sector y las condiciones de una prospección que dará comiendo en el minuto cero del 20 de marzo, es decir el próximo viernes.

Panorama

A la falta de una política de administración conjunta del caladero que brinde algún tipo de previsibilidad a las empresas que sostienen miles de empleo en la región, Chubut comienza el año con la caída del Programa de Recupero Pesquero que permitía un esquema de rebajas impositivas que operaban como una especie de compensación a los mayores costos productivos de la Patagonia.
Así se inicia un año que promete ser complejo, ya que sin esa medida de reducción fiscal, y teniendo a gremios como el SOMU y el STIA a las puertas de iniciar negociaciones por actualizaciones salariales, el escenario podría ser diferente en esta oportunidad.
Desde el sector advierten que el contexto internacional tampoco se muestra como favorable, teniendo en cuenta la baja de los precios de las commodities en los mercados mundiales, a lo que se suma las recientes depreciaciones del euro y el real, lo que lleva a que la industria pesquera argentina, predominantemente exportadora, registre una merma en la competitividad del orden del 30 por ciento, por esas condiciones exógenas. (Revista Puerto)

Gobierno de Chubut