El Ministro Coordinador, Juan Garitano, recibió ayer a delegados de los gremios del SOMU y STIA para repasar juntos cómo viene ejecutándose el acuerdo firmado entre las partes y la empresa Red Chamber para la administración de la ex Alpesca.
El secretario Progremial de STIA, Daniel Mesa, indicó que estas reuniones las hacen todas las semanas y el objetivo principal es que se cumpla al pié de la letra todo lo que se firmó con la empresa RCA que tiene domicilio en Trelew y que hasta ahora no ha certificado fehacientemente que tenga algún vínculo con la norteamericana Red Chamber Co.
“Nosotros acordamos que una vez por semana nos vamos a reunir para ver cómo va la continuidad de lo que se firmó y corregir los inconvenientes que vayan surgiendo en el camino”, dijo Mesa después de las explicaciones que les dieron en la Casa de Gobierno.
Según los sindicalistas, desde que se firmó el contrato, hace 3 semanas, la empresa gerenciadora “cumplió con lo acordado”.

Todo podrido

“El lunes sacaron la materia prima podrida que estaba en una de las cámaras, hoy (por ayer) van a hacer lo mismo con la otra. Estamos esperando los trámites para desinfectar las cámaras así guardan la materia prima que Red Chamber está pescando, que por lo que nos dijeron son unos 600 cajones diarios” de langostino que se pescan con los barcos Punta Mogotes y Gloriosus, propiedad de la familia Barillari.
Según relató el referente del STIA, “como las cámaras no están en condiciones de guardar lo que pescan, la empresa envía la mercadería a una planta que se llama Greciamar, que la congela y hace la pastilla para que tenga el procesamiento en la planta. “Nosotros esta semana iremos a controlar”, dijo Mesa como si pudiera corroborar que todo lo pescado no ha sido ya procesado.

Otro incumplimiento

El secretario Progremial de STIA expresó que el gobierno está atrasado en el cumplimiento y pago de las personas que se adhirieron al retiro voluntario de la pesquera. “Si bien desde el gobierno nos dijeron que iban a pagar a mediados de marzo, vamos a ver cuando les van a pagar. Nos preocupa porque es gente que quiere irse y no pueden hacerlo además de que no les han pagado. Y si no van a hacerlo que nos digan y la gente se quedará a la espera en la nómina para ser reincorporados”, resaltó Mesa.
Actualmente unas 770 personas, entre empleados de planta y de flota, esperan para ser incorporadas a Red Chamber.

Municipalidad de Puerto Madryn