A-41El subsecretario de Puertos y Vías Navegables, Horacio Tettamanti, reconoció que tras los tres mandatos del gobierno nacional, los puertos del país se encuentran sumidos en una crisis comparable con la situación del país en 2001. “Los puertos están sufriendo ahora el 2001 portuario”, dijo y argumentó que la crisis de ese año estalló porque “el modelo nos dejó sin comida y sin trabajo. Pero los puertos aguantaron mucho más y están sufriendo ahora lo que nosotros sufrimos hace 14 años”, en declaraciones que reprodujo La Política Online.
“Se nos está cayendo a pedazos el puerto de Puerto Madryn, se nos caen los puertos que no pudieron dragar y se nos están derrumbando los muelles”, reconoció el funcionario del gobierno nacional en una conferencia que brindó en La Plata invitado por la Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires (Cepba).

Intereses oligopólicos

Con frases clásicas del universo lingüístico ultra k, Tettamanti habló de “la historia extraviada”, de “perversos intereses oligopólicos” y mencionó reiteradas veces la frase “modelo colonial” para referirse a la economía de los años ’90.
Pero quizás esperando la continuidad de su gestión durante el próximo gobierno, llamó la atención la cantidad de elogios hacia Daniel Scioli, el candiato a la presidencia por el oficialismo que mejor mide en las encuestas.
Así, hizo referencia a la terminal de contenedores de TecPlata impulsado por el ex motonauta y consideró que el mandatario tuvo “una visión estratégica que excede a la visión de un gobernador”. Pero además agregó que la terminal de TecPlata significa “una decisión geoestratégica puntual del cambio de paradigma basada en la recuperación de la flota de bandera”. Quizás esos elogios resultan exagerados teniendo en cuenta que TecPlata se llevó adelante a través de una asociación público-privada cuestionada por los defensores acérrimos de la inversión estatal.

Elogios a Scioli

Más tarde, volvió a cargar de elogios a Scioli al considerar que las instalaciones portuarias de Zárate y Campana tiene que ser socio del puerto La Plata. “Por eso saludó la decisión de Scioli de terminar la ruta 6”, dijo y agregó que el puerto La Plata es el más cercano a las profundidades atlánticas y el de Zárate el más cercano al centro de la gravedad industrial y de producción de valor agregado. “Tienen que ser socios centrales de un nuevo modelo logístico”, aseguró.
Pero lo más curioso es que Tettamanti habló de lo ocurrido en los ’90 como si esos años hubieran ocurrido hace pocos meses. “Se nos confiscó el beneficio del trasporte por agua. Se asignaron los puertos a las colonias y nos condenaron al desarrollo de caminos. No se trata de confrontar con el camión, con 3.500.000 de kilómetros cuadrados es imposible que no tengamos líneas terrestres. Lo que no tiene explicación es que tengamos camiones trasladando mercaderías en rutas paralelas a los ríos generando costos operativos casi insostenibles”, dijo.

Contra las multinacionales

El funcionario no logró en toda su alocución mencionar logros en materia portuaria en los mandatos del actual gobierno. “Tenemos el 80% de la logística en camiones, un 11% en ferrocarriles y el 1% en barcos, cuando el costo del trasporte por agua es 100 veces menor al del camión”, se sinceró.
Quizás el único logro de los años kirchneristas sea la promesa de una obra como el canal Magdalena. En términos simples, se trata de un canal propio para el ingreso y salida de barcos hacia el Atlántico. Ocurre que actualmente, la vía marítima que conecta el océano con el Río de la Plata es un canal que pasa por el puerto de Montevideo, en Uruguay. Eso hace que gran parte de la logística la absorba Montevideo en lugar de los puertos argentinos.
La propuesta de Tettamanti es un nuevo trazado adicional hacia el sur como nuevo acceso desde el Atlántico a la totalidad de los puertos fluviales argentinos. La idea es que los 8.000 barcos que entran anualmente al Río de la Plata reciban servicios de los puertos de la costa bonaerense y así resurjan localidades como Magdalena, Punta Indio y Punta Piedras.
“Al igual que el boicot que sufrió el puerto La Plata frente al puerto de Buenos Aires, el canal Magdalena también sufrió un boicot de dimensiones extraordinarias”, dijo el subsecretario de Puertos y cargó contra el suplemento Comercio Exterior del diario La Nación, una publicación especializada sobre este tema y crítica de la gestión de Tettamanti. “Todos los martes, el diario La Nación le dedicaba párrafos defenestrando el proyecto con la complicidad de las multinacionales extranjeras, envenenando a la gente y confundiendo para que no se haga”, afirmó Tettamanti, molesto porque la licitación de $ 2.500 millones resultó fallida. (Fuente: LPO)

Municipalidad de Puerto Madryn