aluarEl Intendente Ricardo Sastre destacó el rol de la empresa Aluar en el desarrollo de Puerto Madryn, y vinculó la exponencial expansión y crecimiento de la ciudad del Golfo Nuevo, a partir de la instalación de esta industria que sería el principal pilar productivo del NE del Chubut hasta la fecha.
Asimismo manifestó un cálido saludo a los trabajadores y directivos, augurando mejores épocas y más inversiones para Puerto Madryn y la región, destacando la inversión en energías limpias anunciadas por la productora de aluminio primario.
Asimismo el intendente afirmó que: “Aluar es una empresa clave para nuestra ciudad, como así también para la Provincia. Además de su dimensión industrial, se caracteriza por un sentido muy fuerte de pertenencia y responsabilidad social. Nosotros hemos sentido un acompañamiento muy importante en estos años de gestión, y es para destacar que siempre están dispuestos a ser partícipes de las soluciones y exigencias que demanda la coyuntura social y económica local”.
A 42 años de la primera colada de aluminio, Aluar sigue siendo la única productora nacional de este material; y Puerto Madryn con sólo 6.500 habitantes a comienzos de los ’70, superó en más de cuatro décadas los 90.000 habitantes. Lo que expone la inmensa visión de quienes apostaron a la industria.

Una vasta historia

El 10 de julio de 1969 el Poder Ejecutivo argentino (Decreto Nº 3729) aprobó el “Programa de Desarrollo de la Industria del Aluminio” elaborado por la Comisión Permanente de Planeamiento del Desarrollo de los Metales Livianos (COPEDESMEL), organismo que dependía, por aquella época, de la Fuerza Aérea Argentina.
Luego de analizar distintas propuestas realizadas por empresas locales y del exterior, el 6 de abril de 1971 el Poder Ejecutivo Argentino, mediante el Decreto Nº 206 decide adjudicar a Aluar Aluminio Argentino S.A.I.C. la construcción, puesta en marcha y explotación de la planta de aluminio primario. en agosto del mismo año se celebra entre el Estado Nacional Argentino y la mencionada firma un contrato donde se establecen los derechos y obligaciones de las partes a fin de llevar a cabo el proyecto; dicho contrato fue aprobado por el Decreto Nº 3411/71 y la Ley 19.198.
Luego de celebrado el contrato dieron comienzo las obras correspondientes al puerto e hidroeléctrica y el 27 de julio de 1974 se produce la puesta en marcha de la planta productora de aluminio primario; el 8 de agosto del mismo año se obtiene la primera colada de metal.
De este modo, la producción de aluminio primario en la Argentina se inició a comienzos de la década del ‘70, dentro de un programa público-privado de desarrollo de la industria del aluminio.
La localidad seleccionada para la instalación de la planta de aluminio primario fue la ciudad de Puerto Madryn, en la Provincia del Chubut, 1.400 Km al sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en tanto que la capacidad productiva inicial se estableció en 140.000 toneladas anuales.
En forma simultánea a la construcción de la planta de aluminio primario se llevaron a cabo:
– En Puerto Madryn un puerto de aguas profundas, cuyo objetivo inicial fue facilitar la importación de materias primas para la producción, así como la exportación de metal producido y;
– En Trevelin, a 500 Km al oeste de Puerto Madryn, sobre la Cordillera de los Andes, la Central Hidroeléctrica Futaleufú, para abastecer de energía eléctrica a la planta de aluminio.
Este conjunto de emprendimientos constituyó un importante polo de desarrollo regional en la Provincia del Chubut. A meses de la puesta en marcha de la fábrica, Aluar comenzó a abastecer totalmente la demanda doméstica de aluminio primario. Desde el inicio de sus operaciones y con el objetivo de mejorar su posición competitiva, Aluar procuró y alcanzó mejoras productivas de forma permanente y gradual.
En lo que refiere al mercado local de productos elaborados de aluminio, el mismo estuvo liderado durante muchos años por Kicsa, del Grupo Aluar, y por Camea, una empresa de la multinacional canadiense Alcan. En 1993 ambos líderes se fusionaron para formar C&K Aluminio S.A., participando en partes iguales en la nueva sociedad. En 1996 Aluar adquirió la totalidad de las acciones de C&K, constituyendo así la División Elaborados de la empresa.
Hacia el año 1998, las instalaciones para solidificación del aluminio líquido en Puerto Madryn fueron ampliadas mediante la compra y posterior fusión por absorción de la empresa Refinería Metales Uboldi, próxima a la planta de aluminio primario. Adicionalmente se realizaron inversiones de actualización tecnológica y ampliación productiva en la empresa así adquirida.
En 1999 con la puesta en marcha de nuevas instalaciones se verificó un salto en sus economías de escala, ampliando un 40% su capacidad productiva de aluminio primario. Las obras requirieron una inversión superior a los 340 millones de dólares. Esta ampliación respondió a una estrategia de reducción del costo de producción y continua actualización tecnológica.
En junio de 2007 se pone en marcha la primera etapa del proyecto de expansión lanzado en 2005. Dicha etapa ha permitido incrementar la capacidad de producción en 137.000 toneladas/año, totalmente destinadas a abastecer la demanda del mercado externo de la Sociedad. El monto invertido en dichas obras ha alcanzado los U$S 946 millones, sin considerar el IVA. La capacidad productiva de la planta se eleva a 415.000 toneladas anuales.
Continuando con las obras de ampliación de la planta productora de aluminio de Puerto Madryn, con el objetivo final de aumentar la capacidad de producción de la mismas en 45.000 toneladas/año, en julio y agosto de 2010 fueron puestas en marcha 24 cubas y hacia fines de enero de 2011 48 cubas adicionales. De esta forma la capacidad instalada se elevó a 460.000 toneladas/año.

Municipalidad de Puerto Madryn