El entramado urbano de la ciudad de Comodoro Rivadavia quedó destruido «en un 80 por ciento» tras las continuas lluvias que castigan a esa ciudad del sudeste de Chubut desde hace cinco días y que generaron daños ambientales en la costa, en el cerro Chenque y en el río Chico, que corre a 150 kilómetros de la ciudad, y cuyo cauce se incrementó en 400 metros, afirmaron autoridades militares que participan en la reconstrucción.
En una recorrida en helicóptero sobre el éjido urbano y la zona rural, se observó cómo el agua y el lodo destruyeron la mayoría de los barrios, mientras que las autoridades militares que participan en las tareas de asistencia y reconstrucción estimaron que «el 80% de Comodoro Rivadavia quedó destruido».

Rutas afectadas

El camino Perón, que une Comodoro Rivadavia con Rada Tilly, quedó totalmente destruido en un tramo de tres kilómetros, luego de que la fuerza del agua partiera el asfalto, mientras que en el barrio Juan XXIII, habitado por personas de buen poder adquisitivo, el barro y las piedras ingresaron a las viviendas y entonces muchas personas se autoevacuaron.
En el barrio Cerro Solo, varias casas quedaron destruidas mientras que en casi toda la ciudad todos los servicios permanecían cortados. En el camino Roque González, que une los barrios San Cayetano y Saavedra, la fuerza del agua se llevó parte de la traza, por lo que existe peligro de derrumbe del resto del camino.

Sedimentos al mar

En la costa de Comodoro, el mar habitualmente de color azul mostraba una tonalidad más oscura, similar al del río de la Plata, debido a la gran cantidad de sedimentos que arrastró el agua que buscaba desagotar con bastante basura y todo tipo de residuos al estar la ciudad emplazada sobre una meseta.
En tanto, en el cerro Chenque se formaron «canales» en su parte central, en donde el agua «lo lavó» aseguraron los militares durante la recorrida.
Además, el río Chico, que corre a 150 kilómetros de Comodoro y que era un cauce casi seco, se ensanchó hasta 400 metros y se convirtió en un río caudaloso y crecido, algo que no sucedía desde 1970 en la zona.

Tapados de barro

El barrio Laprida de Comodoro vive una situación desesperante: un alud de barro avanzó sobre las casas y los vecinos debieron rescatar familias utilizando carretillas en una zona donde la lluvia borró las calles.
La zona alta del barrio, más específicamente sobre la calle Honduras, está dividida por una grieta profunda, donde se ven caños rotos y vehículos caídos. Quienes quisieron salvarse y llevarse sus pertenencias a un lugar seguro debieron pasar a través de los patios de todos los vecinos, que entre ellos se ayudan para limpiar y salvar lo que les queda. La zona no recibió aún ayuda del Municipio y ellos mismos debieron rescatar del agua y del barro a quienes estaban en peligro. “Que vengan a ayudar, porque si el jueves, viernes y sábado llega a correr agua y no lo tapamos, se va a comer casas”, explicó un vecino, que también contó que al limpiar los canales, solo contaban con “la luz de un celular”, indicó a la agencia de noticias Adn Sur.
El barrio está sin agua, sin cloacas e incluso hay vecinos que no tienen luz. Las colaboraciones llegan a la zona más baja en vehículos particulares, que sobre todo llevan agua. En la escuela n° 732 del barrio, los propios vecinos utilizan bombas para cargar tanques con agua potable y luego los cargan en camionetas que los llevan hasta las zonas del barrio donde más la necesitan.
En esa misma escuela, la n° 732, hay alrededor de 90 evacuados, aunque albergó muchos más al comienzo del temporal. Los vecinos, que son alrededor de 50 y que trabajan de 9hs a 00hs, se han organizado entre ellos para ayudar a quienes lo perdieron todo. El salón de actos fue transformado en un comedor y son los mismos evacuados quienes cocinan para alimentar a los que se hospedan allí.

La más golpeada

Por su parte, el Director Nacional de Asuntos Políticos de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación, Emiliano Álvarez Raso, informó que de todas las localidades inundadas “Comodoro es la más catastrófica” y aseguró que la ciudad “va a necesitar un abordaje como una tragedia de mayor envergadura”.
“La lógica es coordinar primariamente con el Gobierno provincial y el municipio. A través de eso y teniendo en cuenta seis provincias complicadas, hay emergencias en todo el país”, indicó Raso. Y sostuvo que “lo de Comodoro es lo más catastrófico por las consecuencias. Ese es el análisis que hacemos porque no es lo mismo una inundación en Tucumán donde el clima está más acostumbrado”.

Trabajo conjunto

“Comodoro necesita un abordaje como una tragedia de mayor envergadura porque van a requerir de una inversión de mediano y largo plazo”, planteó Raso.
A su vez, sostuvo que “hasta ahora hubo una asistencia por parte del Ministerio de Desarrollo Social y está estipulado que arriben 13 camiones a Comodoro de los cuales llegaron entre 8 y 9 con insumos de primera necesidad como nylon, repelente, agua potable, y colchones entre otros elementos”.
“El ministerio de Hacienda ha mantenido conversaciones con el intendente y el coordinador Alberto Gilardino para un análisis de mediano plazo en cuanto ayuda financiera”, indicó. Y agregó que “el Ministerio de Seguridad está en la ciudad, y Vialidad Nacional con maquinaria”.

Gobierno de Chubut