La Comisión de Derechos Humanos se constituirá en la ciudad chubutense hoy jueves para interiorizarse sobre el caso, pero Cambiemos quedó en una encrucijada y pone en duda su presencia. La agenda incluye una reunión con el líder mapuche Facundo Jones Huala.
Una visita de la Comisión de Derechos Humanos a Esquel abrió una grieta entre diputados del oficialismo y la oposición, que se enfrentaron este martes con la desaparición de Santiago Maldonado como telón de fondo. La disputa se generó por el viaje que Victoria Donda, presidenta del Cuerpo, programó para este jueves a la ciudad chubutense con el fin de seguir de cerca la investigación, lo que colocó a Cambiemos en una encrucijada.
La comisión tiene previsto viajar hoy ves a Esquel y permanecer allí hasta el viernes. Así se había acordado hace dos semanas, durante una reunión con escasos diputados y sin la presencia del oficialismo, que asistió este martes por primera vez tras dos encuentros fallidos. Lo cierto es que la agenda de los legisladores en Chubut no convenció a parte de Cambiemos, que puso en duda su participación en la comitiva.

Visitarán a Jones Huala en la cárcel

Sucede que Donda programó “reuniones informativas in situ” con las partes querellantes de la causa Maldonado, representantes de comunidades originarias y también con el líder de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) Facundo Jones Huala, quien se encuentra detenido. La titular de la comisión también garantizó para el viernes un encuentro con el nuevo juez de la causa, Gustavo Lleral, pero la nota oficial consigna que los diputados “intentarán” reunirse con el magistrado.
“Hay un nuevo juez y la causa se está reordenando. Nuestra presencia haría más ruido y generaría más confusión en una causa que requiere justamente todo lo contrario”, advirtió durante el debate el diputado José Luis Patiño (Pro).

Politización del caso

En la misma sintonía se expresó la radical Karina Banfi: “Sergio Maldonado (hermano del joven desparecido) dijo que dejemos investigar al juez. Respetamos la decisión de la familia. No queremos intervenir en otro poder. Pero tampoco queremos que se haga de esto una interpretación política. Es una decisión de Estado que aparezca Santiago Maldonado con vida”, remarcó en diálogo con parlamentario.com.
Por el contrario, el chubutense Santiago Igon (FpV-PJ), autor del proyecto original para que la comisión se constituya en Esquel, consideró que ese acto sería por parte de los diputados “la mejor forma de demostrar que esto no es una cuestión partidaria”.

La izquierda quiere “hacer ruido”

La izquierda adelantó que aportará su presencia en el viaje y desafió a “hacer más ruido” sobre el caso Maldonado, en respuesta a Patiño. “Está claro que el que obstaculiza la causa es el Gobierno, que ha puesto todas las trabas para que esto se esclarezca, con Patricia Bullrich a la cabeza”, denunció Pablo López, del Partido Obrero.
Por su parte, Horacio Alonso (Frente Renovador-UNA) consideró que la comisión “debería haber estado antes en Esquel”, aunque según Donda, no lo hizo por pedido de la familia del tatuador. “Yo no voy a hacer ruido, ni a obstruir a la Justicia, ni mucho menos a administrarla”, se diferenció el massista. A su vez, por el Movimiento Evita, Remo Carlotto -antecesor de Donda en la presidencia de la comisión- opinó que “la no concurrencia es una postura política”.
Entre los diputados de Cambiemos que integran la comisión tampoco habría una posición unánime. “Para mi deberíamos ir. No perdemos nada”, sugirió un representante del oficialismo al término de la reunión. Deberán tomar la decisión en las próximas horas.