En la ciudad de Puerto Madryn, en instalaciones de la Escuela N° 710, se realizó la instancia provincial de la Muestra de Emprendedorismo Escolar en donde se expusieron los proyectos que pasaron las distintas instancias regionales.
De este modo, fueron 30 los trabajos que se exhibieron y dos de ellos, los seleccionados por un comité de evaluadores para representar a nuestra provincia en la fase nacional que tendrá lugar en Tecnópolis, el próximo mes.

El rol del Estado

“Esta muestra provincial tiene un largo recorrido; todos los estudiantes que llegaron hasta acá pasaron por las diferentes instancias zonales que tuvieron lugar en Comodoro, Esquel y Trelew en donde se reunieron los trabajos de las escuelas de las localidades cercanas”, recordó el subsecretario de Educación, Paulo Cassutti.
El funcionario, además, destacó la importancia que el Ministerio de Educación le asigna a este tipo de propuestas para los estudiantes. “El mundo en el que les va a tocar desempeñarse a nuestros adolescentes, es muy diferente al actual. Especialistas sostienen que el 50% de los empleos que van a existir dentro de 20 años, hoy todavía no se conocen. Por eso necesitamos que los chicos y las chicas adquieran y desarrollen capacidades, es decir que adquieran habilidades que luego permanecerán en ellos durante toda la vida”, dijo.
En el evento participaron escuelas de Cholila, Cushamen, Puerto Madryn, Dolavon, Trelew, El Hoyo, Esquel, Trevelin, Gaiman, Dolavon y Lago Puelo con una diversidad de propuestas, la mayoría, ideas que nacieron para darle una solución o respuesta a alguna problemática local.
El programa de Desarrollo de Competencias Emprendedoras comenzó por iniciativa del Ministerio de Educación en 2006, para promover la actitud emprendedora en los jóvenes chubutenses que transiten por el Nivel Secundario. Así, acompañados por sus profesores, desde diversas áreas curriculares, diseñan y desarrollan proyectos productivos o socio-comunitarios.

A la instancia nacional

“Llamada – emergencia”, una aplicación para teléfonos celulares que idearon Tania Mansilla y Roberto Oyarzún, junto con su profesor Sebastián Barría, de la Escuela N° 766 “Perito Moreno”, de Comodoro Rivadavia, obtuvo su pase a la instancia final.
“A partir de la tragedia que vivió Comodoro con la inundación, donde la gente necesitaba ayuda y no sabía los teléfonos o estaban desactualizados en las guías, pensamos en una aplicación que reuniera los números para comunicarse con todos los servicios de emergencia y así no perder tiempo en el momento que se necesita ayuda de forma inmediata”, contó Tania.
La App ofrece los números de la policía, defensa civil, bomberos, ambulancia y hospital, entre otros, de 25 localidades. Ahora que pasaron a la instancia nacional, seguirán perfeccionándola. “Vamos a trabajar porque recibimos de los evaluadores críticas muy constructivas para fortalecer el proyecto y queremos enfocarnos en eso”, reconoció Tania, en el cierre de la feria.
“La aplicación es gratuita y quien quiera se la puede descargar con solo escanear un código QR; nuestra idea es difundirla y llevársela a las municipalidades y a los organismos de turismo, para que los visitantes puedan descargársela cuando llegan a la provincia”, señaló Roberto.

Energías renovables

Por su parte, Nahuel Pavón y Gabriel Almonacid, de la Escuela N° 732, de Laprida, también representarán a Chubut en la instancia nacional por haber obtenido el pase a Tecnópolis gracias a su trabajo que promueve el uso de las energías renovables y que desarrollaron bajo el acompañamiento de su profesor, José Gutiérrez.
“Cerro Solar apunta a la utilización de la energía solar; hemos planteado todo para convertir a este proyecto en un Pyme porque el uso de los paneles solares tendría un inmediato impacto positivo en las facturas de los usuarios, reduciendo el costo de lo que llega por el servicio eléctrico”, dijo Nahuel.
El Programa Provincial de Desarrollo de Competencias Emprendedoras busca formar sujetos críticos y responsables con su entorno y protagonistas del desarrollo sustentable de sus comunidades e impulsar una cultura de cambio que propicie el comportamiento emprendedor.
“Si hay algo que dejaron las muestras es que los estudiantes pueden lograr lo que se proponen porque saben muy bien lo que quieren. Ellos son los que, en los proyectos socio comunitarios, detectaron la problemática a la que buscan darle una solución y reciben muy bien las sugerencias de sus docentes. Por eso, más allá de si pasaron a la instancia provincial o no, están convencidos de sus ideas y van a hacer todo para ponerlas en práctica, porque adquirieron habilidades de emprendedorismo”, dijo Valeria Saavedra, coordinadora provincial del programa.