A fin de requerir la inmediata puesta en marcha y ejecución del Convenio celebrado el 25 de febrero de 2005 entre la Administración de Parques Nacionales, la Provincia del Chubut y la Municipalidad de Esquel, el bloque del PJ-FpV presentó un proyecto de Declaración. La iniciativa promueve además que se abstenga la Administración del Parque Nacional de toda presentación legal que implique multas, desalojos o presiones de diversa índole a todos los pobladores o sus herederos, habitantes de las diferentes zonas del Parque Los Alerces, en función de sus actividades socio económicas.
Los legisladores solicitan comunicar el proyecto de declaración al Poder Ejecutivo Provincial, a la Administración de Parques Nacionales, a las Municipalidades de Esquel, Trevelin, Corcovado y Cholila y sus respectivos Honorables Concejos Deliberantes y a la Asociación de Pobladores del Parque Nacional Los Alerces.

Maltrato y atropello

El proyecto surge debido a reiterados reclamos de pobladores del Parque Nacional Los Alerces, con asiento en la región noroeste de la Provincia del Chubut, que afirman ser acosados, con casos de maltrato y atropello de parte de autoridades y funcionarios dependiente de la Administración Nacional de Parques Nacionales.
Se indica que esos pobladores, en algunos casos hasta en tercera y cuarta generación, han ocupado las tierras desde principios del siglo anterior, con respaldo del Estado Nacional para afincar en territorio argentino a ciudadanos que tuvieran permisos escritos en sentido de pastaje y cuidado de animales y bienes, pero fundamentalmente con sentido de ocupación territorial.
En los fundamentos se reconoce que fueron precisamente esos viejos pobladores que, con notable esfuerzo humano y en muchos casos con sacrificio, aceptaron el desafío de afincarse con sus familiares directos para generar un mínimo desarrollo en un rincón de la patria casi inaccesible y a su propio costo de lo que implicaba zonas inhóspitas, climas intensos de invierno y lejos de centros poblacionales con mínimos servicios.

Reserva

Se recuerda que con posterioridad a la presencia de esos pobladores, mediante Decreto N° 105.433 del año 1937, se fijó distintos territorios en la Patagonia Andina la condición de reservas con destino a la posterior creación de Parques Nacionales. Uno de esos territorios, con más de 259 mil hectáreas de bosques milenarios, glaciares, ríos y lagos; es de la Reserva de Los Alerces;
En el mes de abril de 1945, a través del Decreto Ley N° 9.504, ratificado por la Ley N° 13.895, se declaró Parque Nacional a varias reservas y entre ellas a la Reserva Los Alerces, a partir de ese momento, asumía la categoría de Parque Nacional. A lo largo de más de sesenta años, según los criterios de la Administración Nacional y su correlato en los funcionarios asignados en el territorio, denominados Intendentes, se ha variado con el accionar para y con los pobladores, con momentos especialmente críticos por el abuso de autoridad y la determinación de qué, cómo y cuándo debían los pobladores afincados y sus herederos, realizar actividades de carácter comercial o lucrativa mínima para hacer sustentable su vida en esa región.
Que paralelamente el criterio de autoridades de hace más de dos décadas, permitió por un lado el asentamiento de entidades intermedias como clubes o asociaciones, construyendo mínimas instalaciones de servicios que llegaron a tener hasta formato de barrios privados comparables a zonas urbanizadas de comunidades cercanas.

Plan de manejo

En los fundamentos del proyecto se recuerda también que como producto del pedido y lucha de los pobladores (algunos ya fallecidos que no llegaron a ver o disfrutar su tesón y entrega por el beneficio común) se alcanzó un acuerdo histórico mediante un Convenio de Colaboración celebrado el 25 de febrero de 2005 entre la Provincia representada por el Gobernador Mario Das Neves; la Administración Nacional de Parques, representada por el Presidente del Directorio Ing. Héctor Espina y la Municipalidad de Esquel por el Intendente Rafael Williams; con el objeto de elaborar un Plan de Manejo Conjunto que comprenda el Parque Nacional Los Alerces y la zona Este del mismo hasta las Altas Cumbres del Cordón Rivadavia.
El Plan de Manejo estipula una planificación territorial que contemple los intereses y necesidades de las distintas jurisdicciones y que garantice el adecuado manejo de las cuencas hídricas; la creación de corredores biológicos que permitan la conectividad entre áreas protegidas de diversa jurisdicción con una clara proyección binacional; que garantice la sustentabilidad de bienes y servicios ambientales, culturales bases de la actividad productiva y de servicios, para las generaciones presentes y futuras.
Agregan que el acuerdo contribuye a mejorar la calidad de vida de sus habitantes mediante políticas de sustitución voluntaria de actividades no compatibles por otras que resulten económicamente rentables y ambientalmente sustentables, a través de diferentes formas de subsidios, compensaciones o incentivos económicos que garanticen el autosostenimiento de los pobladores.
Los legisladores advierten que, han sido precisamente los primeros pobladores y sus sucesores, los principales custodios y de servicios comunitarios a los largo de un siglo para que el hoy Parque Nacional Los Alerces signifique un orgullo nacional e internacional, por cuanto el pasado 7 de julio la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declare Sitio de Patrimonio Mundial a más de 188 mil hectáreas, de las cuales más de siete mil protegen los Bosques Milenarios de Alerces con ejemplares que alcanzan más de 2.600 años de existencia.