Un recluso, condenado por el homicidio de un jubilado en Trelew, se fugó el fin de semana de la casa de su madre, durante una de las salidas transitorias que le había autorizado el juez Marcelo Nieto Di Biase.
Jonathan “Monito” Williams es buscando intensamente por la Policía del Chubut tras haberse fugado el último fin de semana mientras se encontraba gozando de una salida transitoria autorizada por la Justicia local.
Había sido condenado a 17 años de prisión por el brutal crimen del jubilado Félix Tamame. Williams aprovechó una visita de 5 horas a la casa de su madre para burlar la custodia policial alrededor de la propiedad y darse a la fuga.

Se fugó el domingo

En declaraciones a una radio de Trelew, el Comisario Inspector Julio Nassif, jefe de la Alcaidía Policial de Trelew, confirmó que Williams “tenía autorización de visita domiciliaria con custodia a la casa de la madre, de 12 a 17 horas, con custodia exterior y ayer (por el domingo) al termino del horario cuando se requirió que salga para ser trasladado nuevamente a esta dependencia carcelaria, la madre informa que su hijo no se encontraba y que se había fugado de la casa”.
Tras la fuga que ocurrió en una vivienda del barrio Los Pensamientos de Trelew y de inmediato se dio a viso a todas las comisarías, se iniciaron rastrillajes y además se comunicó al Poder Judicial para que libere la respectiva orden de captura.
Nassif precisó además que Jonathan “Monito” Williams “hace aproximadamente un año que venía con visitas domiciliarias, con custodia, siempre a la casa de su madre” y que las mismas eran autorizadas por el Juez Penal Marcelo Nieto Di Biase.

Asesinó a un jubilado

Jonathan “El Monito” Williams y Carlos Epuyán fueron condenados a 7 años de prisión y el fallo fue confirmado por varias instancias hasta llegar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que dejó firme la sentencia por el asesinato del jubilado Felix Tamame en Trelew en 2008.
Williams y Epuyán fueron condenados por el crimen de Félix Ismael Tamame y la tentativa de homicidio contra la esposa de éste, María Elisa Lacunza en un juicio que realizó la Cámara Penal de Trelew y que luego fue ratificado por el Superior Tribunal de Justicia de Chubut y finalmente por la Corte Suprema de Justicia, al rechazar un recurso de los abogados de ambos condenados.
El 15 de julio de 2008, Williams y Epuyán ingresaron con fines de robo a la vivienda del matrimonio y comenzaron a golpear a la mujer, hasta que apareció Tamame, quien también fue objeto de agresiones.
Los golpes sufridos por el jubilado le produjeron un “traumatismo cráneo encefálico” que le provocaron la muerte.
Los agresores fueron reconocidos por la viuda durante el trámite del proceso y se hallaron numerosas pruebas, entre ellas las huellas de Williams en una bolsa usada para asfixiar al jubilado.

Apuñaló a un preso

La escapatoria de Williams se produjo de la casa en donde vive su madre en la calle Cholila al 200 casi Río Negro. De ese lugar se fugó por una abertura posterior mientras los guardias custodiaban el frente del domicilio. El hecho ocurrió momentos antes de las 17 y a esa hora los custodios recién se dieron cuenta porque debían regresarlo a la Alcaidía y no salía.
Ni bien recibió la novedad, la jueza de turno Ivana González ordenó la captura de Williams.
A este sujeto, que hoy tiene 25 años, lo condenaron a 17 de cárcel junto a Jonathan Epuyán (24) por el delito de homicidio en ocasión de robo, al ser hallados culpables en un juicio del asesinato de Félix Tamame ocurrido en 2008, cuando al abuelo en su domicilio lo torturaron hasta matarlo para robarle pertenencias y dinero. A la mujer la dejaron herida y debió ser hospitalizada; estuvo varios días internada en terapia intensiva.
Pese a registrar intentos de fuga y hechos de violencia en las cárceles en las que estuvo, incluyendo aquel episodio de principios de año en la Alcaidía de Trelew, en el que hirió a otro preso con una faca en el pecho; un juez lo había autorizado a salir de la prisión a visitar a su madre los domingos, de 12 a 17, y gozando de ese beneficio se fugó.