El Juez Sergio Piñeda hizo lugar a lo solicitado por el Ministerio Público Fiscal, representado por la fiscal general Silvia Pereira, y en una audiencia preliminar desarrollada en sala de oficina judicial ubicada en tercer piso de tribunales, resolvió elevar un caso a juicio, calificado como robo agravado por escalamiento y efracción, en el marco del artículo 167 incisos 3 y 4 que remite al 163 y 45 del código penal, donde se juzga la responsabilidad como autor de Cristian René Almendra.
La fiscal general hizo un relato del hecho, dándose a conocer que el 5 de julio cerca de las 22, el imputado sabiendo lo que hacía y con intenciones de hacer mella de la propiedad ajena previo sobrepasar un paredón de 2,33 metros de altura y ganar el patio de la vivienda ubicada en calle A.P. Bell, arrancó una reja de color blanco de aproximadamente 1,50 por 160 metros, que se encontraba amurada a una ventana en sus cuatro puntos. Seguidamente ingresó con su rostro cubierto a la casa, sorprendiendo y reduciendo a su propietaria, una mujer de 81 años que estaba sola, procediendo a atarla con una campera de hilo negro y advirtiéndole que se quedara sentada en el comedor bajo amenazas de conducirla al baño.
En esas circunstancias, y mientras el intruso buscaba elementos en una de las habitaciones, aprovechando un descuido, la damnificada puede comunicarse telefónicamente con una familiar alertando de la situación, y es ella la que logra avisar a personal policial que llega al lugar, poniendo en fuga a Cristian Almendra. Intenta huir por los patios traseros tras escalar nuevamente el paredón, sustrayendo la suma de 71.500 pesos mas otros elementos de valía, para ser aprehendido posteriormente en calle Ameghino al 500, secuestrándose en el sitio una pulsera presuntamente también perteneciente a la víctima.
Los antecedentes señalan que Cristian Almendra fue condenado el 20 de septiembre de 2010 por los jueces Barrios, Monti y Piñeda en juicio abreviado a 8 años de prisión por un abuso sexual en perjuicio de la hija menor, además de resolverse la reincidencia. El 20 de mayo de 2014, la Jueza Ivana González lo condenó a 6 meses de prisión de efectivo cumplimiento también en juicio abreviado por un robo simple y el 11 de junio de 2014 el magistrado César Zaratiegui le impuso 10 años de prisión mas declaración de reincidencia, al unificar varias causas con sus correspondientes penas, lo que venció el 15 de noviembre de 2016. También el 2 de octubre de 2006 el mismo imputado fue condenado por la cámara del crimen de Esquel a 5 años de prisión por robo en poblado y en banda.