Tal como advierte el conocedor de entretela fina de la política partidaria, el columnista Ignacio Zuleta*, “La política se enredó en los tribunales en las últimas horas y este panorama puede cambiar en cualquier momento: Un recurso de Facundo Suárez Lastra puede complicar más la pelea interna en la UCR de la Capital. Su pedido de frenar las elecciones para autoridades de la UCR del próximo domingo se atascó en la Cámara Nacional Electoral. Si esas elecciones se suspenden, puede arrastrar el acuerdo Nosiglia-Angelisi para que haya una lista de unidad para delegados al Comité Nacional. Eso habilita a que Nosiglia pueda elegir y ser elegido autoridad nacional del partido.
Suárez Lastra juró ayer en una banca en la que fue elegido por la lista de oficialismo porteño – dígase Pro más Carrió. Por su candidatura por afuera, la UCR lo expulsó. Apeló reclamando lo reafiliasen y que se postergasen las elecciones de autoridades locales del partido. El partido dictó una amnistía que él rechaza porque dice que no hizo nada malo. El reclamo insiste en que se suspendan las elecciones del domingo, pero desde el oficialismo dice que su queja es abstracta, porque Suárez Lastra figura como candidato a autoridad de la Comuna 14 y eso confirma que sigue siendo afiliado.
El propósito del ala macrista del radicalismo es entorpecer la llegada de Nosiglia al Comité Nacional, adonde tiene la intención de conducir la Comisión de Acción Política y discutir desde allí el lugar de la UCR en la alianza Cambiemos. El ala oficial del partido dice que los delegados al Comité Nacional ya fueron proclamados hace una semana porque cuando hay lista única no van a las urnas, y que ningún fallo puede ya cambiar eso.

Rosca gruesa

En la Cámara Nacional Electoral se produjo un empate. El juez Alberto Dalla Via votó por suspender las elecciones del domingo. Su colega Santiago Corcuera, votó porque se hagan, algo que beneficia al acuerdo Nosiglia-Angelisi para el Comité Nacional, algo que rechaza Elisa Carrió porque entiende que compromete acuerdos que ella tiene con Mauricio Macri para aislar a la coalición de esos sectores del radicalismo.
La Cámara, que cuenta hoy sólo con esos dos jueces, espera que en estas horas se sume el camarista Martín Irurzun como subrogante de la vacante y que produzca el desempate. Los voyeurs de la justicia creen que está más cerca de rechazar la suspensión y beneficiar así al ala Nosiglia-Angelisi y desairar la posición de Carrió. Este magistrado tiene una excelente relación con el presidente de la Suprema Corte de Justicia Ricardo Lorenzetti y lo último que querría éste es un triunfo de la posición de Carrió.

¿Habrá o no habrá internas?

De este fallo depende la realización de las elecciones internas de la UCR del próximo domingo, que no incluye el rubro de delegados al comité nacional. Habrá comicios en varias comunas y el oficialismo sostiene que el pro-macrismo de Angelisi no cuenta con candidatos en todas las comunas. Una batalla emblemática se libra en la Comuna 4 (Boca, Barracas, Parque Patricios) en donde Rafael Pascual – que está en la nómina de proclamados como delegados al Comité Nacional junto a Nosiglia – es representado por Víctor Hugo Salazar.
Angelisi, presidente de Boca Juniors, respalda por su lado al abogado Diego Barovero. La lista de estos hizo un lanzamiento gastronómico con más de un centenar de asistentes en la noche del lunes en la emblemática parrilla La Perla, frente a Caminito, corazón de la Boca.

También tiene que resolver la justicia si deja o no jurar a la diputada electa por la lista del oficialismo porteño Joanna Picetti. Ayer no pudo hacerlo, pero tampoco quien sigue en la lista, Jorge Enríquez, subsecretario de Justicia de la CABA. Picetti fue inhabilitada por la juez María Servini por un recurso presentado por la alianza Vamos Juntos. El argumento es que no reuniría condiciones morales para ser legisladora por incidencias de su vida privada (ex marido, acusaciones de maltrato, etc.). Elisa Carrió promovió ese recurso que también está trabado en la justicia. Picetti fue elegida en las PASO y en las generales, pero el recurso afirma que cuando se hizo la elección del 2 de octubre ya se había hecho pública la separación de ella de la lista de candidatos. El asunto tiene azorados a todos porque una juez como Servini contradice el voto popular. Sería la primera vez que se le daría a la justicia el rol de árbitro de la voluntad de las urnas.
La Suprema Corte ya dijo en el fallo que habilitó a Carlos Menem a ser candidato, que los jueces no pueden meterse en esas cosas. Pero es muy difícil que alguien enfrente a ese dúo dinámico y de altísimo prestigio – es decir, poder-. que integran Carrió y Servini. Por este impasse, Cambiemos tendrá una banca menos hasta nuevo aviso.

También había otras incertidumbres en la jura de los nuevos diputados. Cambiemos ha ido a la Suprema Corte reclamando por el resultado electoral en La Pampa. Allí ganó el peronismo por 70 votos y se lleva dos diputados, y Cambiemos el tercero. Si la Corte hace algún gesto podría haber algunos tumultos en la integración de la nueva legislatura. La intención del oficialismo es dar vuelta el resultado en el recuento y quedarse con las dos bancas.
A todo esto, Martín Lousteau concretó su afiliación a la UCR, y además se confirmó que no se sumará e interbloque de Cambiemos, aunque en los hechos sumará los votos al oficialismo en la mayoría de los temas”, aunque hay correligionarios que consideran su sumatoria como `una bocanada de oxígeno´ para el partido centenario.

El peligroso exceso de oficialismo

Esta semana, aportando un poco más de polémica al rol radical dentro de la alianza gobernante, el histórico dirigente de la Unión Cívica Radical, Ricardo Alfonsín, apuntó contra la dirigencia del partido centenario y sostuvo: “Quiero evitar que se cometan errores, la UCR no hace lo que dijo que iba a hacer, no señala errores”. Además, el diputado nacional sostuvo que sus pares boina blanca “tendrán que explicar ciertas cosas” como, por ejemplo, por qué votaron a favor de la reforma previsonal que “baja el poder adquisitivo” de los jubilados y “desfinancia” el sistema jubilatorio.
“No se vecinalicen, las decisiones de cada comuna dependen de las decisiones que se toman a nivel nacional. “A mí siempre me cuestionan a pesar de que yo creo que soy el que más colabora, por lo menos con los argentinos”, continuó el diputado crítico a la alianza Cambiemos y consideró que él “hace lo que nosotros prometimos que íbamos a hacer cuando hicimos este acuerdo” entre la UCR y el PRO.
El histórico radical sostuvo además que participará de la Convención Nacional que elegirá las nuevas autoridades del Partido y explicó: “Esto es como la Iglesia, somos todos, no la jerarquía. Hay muchos radicales que piensan como yo y a la pelea nosotros la damos por dentro, tratando de que las opiniones y posiciones que hoy no son tan influyentes dentro de la UCR, en algún tiempo sean las que puedan influir más”.

Fuentes: *ZuletaSinTecho, Diagonales.