El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, planteó la postura del gobierno provincial acerca de los actos de violencia que lleva adelante el grupo radicalizado Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) en el territorio provincial. Advirtió que “existe en nuestra Provincia un respeto absoluto a los derechos de la comunidad Mapuche”
Luego de reunirse con el jefe de Gabinete, Marcos Peña y los ministros Rogelio Frigerio (Interior), Germán Garavano (Justicia) y Patricia Bullrich (Seguridad) juntos a los gobernadores de Río Negro, Alberto Weretilneck y Omar Gutiérrez de Neuquén, Arcioni recordó que en Chubut “hay una completa integración con los pueblos originarios, se les han otorgado a lo largo de los años más de 300 mil hectáreas de tierras” y advirtió que “por eso hay que ser claros al diferenciar esta cuestión y desvincularlos del grupo RAM”.
Tras haberse acordado durante la reunión la conformación de un comité de evaluación de la situación en relación a la RAM, entre la Nación y las provincias, Arcioni comentó sobre la situación actual que “la Provincia se encuentra en una situación delicada, y creemos que la forma de sacarla adelante no es imponiendo programas desde arriba sino a través de la participación de todos en acuerdos que sean de tipo amplio y pluralista. Esto incluye, desde ya, a la comunidad mapuche”.
A esto agregó que “nosotros tenemos una postura muy firme que es el respeto estricto de la ley y los derechos de toda la población, por eso siempre vamos a actuar en pos de su cumplimiento. Garantizar la convivencia entre los chubutenses es necesario para que haya diálogo y consenso”.