Otros 30 días seguirá suspendida la operatoria del Banco Finansur, propiedad del ex Grupo Indalo. La decisión fue tomada nuevamente por el directorio del Banco Central, casi de manera simultánea a la baja de 75 puntos básicos de la tasa de interés.
Si bien la reducción de la tasa de interés de referencia fue la noticia del día por el impacto que tendrá en la macro economía, la extensión de la prohibción para volver a operar del Finansur complica la gestión de los nuevos dueños del ex Grupo Indalo que pretenden vender la entidad para reducir la deuda que soporta el holding en especial con la AFIP.
La medida fue tomada por el directorio del Central debido a que los ejecutivos de la entidad financiera que tiene a Martín Redrado como administrador no lograron acercar nueva información que permita revertir la medida. De hecho, se trata de la tercera oportunidad en que la institución que preside Federico Sturzenegger suspende al banco que ahora forma parte del bautizado Grupo Ceibo, con lo cual ya acumula 90 días sin poder realizar transacciones financieras.
La suspensión inicial había sido establecida el 9 de noviembre pasado a través de la comunicación B 11617 y fue adoptada en el marco de las disposiciones del artículo 35 bis de la Ley de Entidades Financieras, “ya que hasta el momento dicho proceso no ha resultado satisfactorio”. En aquella oportunidad, el BCRA explicó que la decisión se había adoptado “en la necesidad de defender los derechos de sus depositantes”.
Fuentes del sector bancario aseguraron que el Finansur continuará sin operar por lo menos hasta el 10 de febrero y hasta admitieron que la suspensión podría llegar a extenderse hasta sumar 120 días, el plazo máximo permitido por la Ley de Entidades Financieras. De todos modos, como la suspensión se basa en que el Finansur sigue sin cumplir en los plazos en el plan de recapitalización que sus accionistas habían acordado con la entidad rectora, la suspensión no afecta su operatoria básica.