TRELEW – El episodio, signado por una auténtica “furia al volante” tuvo lugar en la zona sur de la ciudad, y la situación fue vista por un policía que estaba de franco en su vehículo particular, el cual circulaba detrás de quienes protagonizaron el incidente. Al individuo armado le atravesó el coche y lo demoró hasta que llegó el personal de la Comisaría Cuarta, que le terminó secuestrando un revolver calibre 32, cargado con seis balas. La demora del conductor armado se produjo en las inmediaciones de avenida Hipólito Yrigoyen y Michael Jones. Según el segundo jefe de la Seccional interviniente, el comisario Marcelo Silva, el hombre tiene 70 años y tenía la documentación del revolver vencida. Manejaba un Renault Logan desde el que le habría apuntado al conductor de un Peugeot 206, de 40 años, en medio de una discusión que se originó por una mala maniobra que le habría hecho, de acuerdo a lo relatado por el jefe policial en declaraciones radiales.