En la ciudad de Comodoro Rivadavia, comenzó el juicio oral y público por el homicidio de Luis Alejandro Díaz ocurrido el pasado 9 de noviembre de 2016, que tiene como único imputado a José Miguel Guineo.
En la mañana de ayer miércoles en sede de los tribunales penales del barrio Roca la primera jornada de debate, en un primer momento se realizaron los alegatos iniciales de las partes para luego tomar juramento a los testigos correspondientes al día. Entre los testimonios destacados de la fecha estuvo la esposa de la víctima, un primo y un vecino de éste. Para hoy jueves se espera continuar con la recepción de la prueba testimonial.
Según el relato fiscal, el 9 de noviembre de 2016, siendo las 0.40 horas, la víctima Luis Díaz regresó a su hogar en el barrio San Cayetano, a bordo de su automóvil. En ese momento arribaron al lugar, el imputado José Miguel Guineo y otra persona, que aún no ha sido identificada. El imputado habría efectuado 7 disparos de arma de fuego en contra de Díaz causándole su muerte en forma instantánea por herida de arma de fuego en tórax. Calificando jurídicamente el hecho como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” en calidad de autor para Guineo.
El tribunal de juicio estuvo integrado por Mónica García, Jorge Odorisio y presidido por Mariano Nicosia, jueces penales; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Camila Banfi, fiscal general; en tanto que la defensa de Guineo fue ejercida por Lucía Pettinari y Esteban mantecón, defensores públicos. En la sala se encontraban familiares de la víctima acompañados por dos profesionales del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD).

Los testigos

La primer testigo recordó que aquella noche siente disparos desde atrás de su casa y luego piedrazos, le dice a uno de sus hijos que se tire al piso. Luego escucha una mujer gritar: ¡no! ¡no!. Sale a la calle y ve a la víctima Díaz tirado en el piso con heridas de arma de fuego en su cuerpo. Alcanza a observar a dos personas, uno delgado y otro más robusto, éste último es el que llevaba el arma. Reconociendo al imputado, Guineo, como el más robusto, “el que tenía el arma es el que está acá”, subrayó.
Así el segundo testigo, un primo de la víctima, expresó que aquel día del hecho Díaz le comenta que había ido a jugar a la pelota y que “se agarró a trompadas” con el imputado Guineo. Recordó que aquella noche había un montón de personas en la zona alta del barrio que le hacían seña con las manos a la víctima que lo iban a balear, pero no pasó nada así que se fueron a tomar unas cervezas y luego lo dejan en su casa.
Otro testigo empleado petrolero y vecino del barrio memoró que aquella noche del hecho estaba con sus hijas y siente dos disparos, inmediatamente las lleva a su habitación. Luego escucha cinco o seis disparos más, se asoma por la ventana y ve una señora llorando que solicitaba ayuda. Sale de su domicilio y observa a la víctima tirada en el piso herida.

Municipalidad de Comodoro Rivadavia