COMODORO RIVADAVIA – Cristian Eduardo Valenzuela es correntino y tiene 31 años. Nació en la ciudad capital de su provincia e ingresó a la Policía de Chubut en el año 2010; según trascendió, lo hizo con una causa de robo en su espalda, algo que se les pasó en forma inexplicable a los encargados de la admisión. Además, el 31 de agosto del año pasado Valenzuela fue llevado a juicio ante el Tribunal Oral Penal 2 de Corrientes por el delito en la provincia litoraleña que además del robo incluía “resistencia a la autoridad”. El mismo había sido cometido el 7 de diciembre de 2008. Pero el beneficio de la duda a Valenzuela lo llevó a lograr la absolución. La Fiscalía había elevado la causa a juicio imputándolo del robo a Julieta Solís, una joven que esperaba el colectivo junto a una amiga en Armenia y Martín Fierro de esa ciudad y cuando iban a subir al micro la joven fue interceptada por Valenzuela que le arrebató de un tirón el bolso, haciéndola caer al suelo y arrastrándola. Según le endilgó la Fiscalía, Valenzuela subió a una moto 110 c.c. y se fugó. Una hora después las víctimas lo señalaron ante los policías del móvil 868 de la comisaría XI en el barrio Sol de Mayo. No hizo caso al “quédese quieto” e intentó escapar con la moto, pero cayó en un zanjón, se levantó y quiso huir a pie. Lo atraparon de todos modos y era quizás la primera vez que sentía las esposas en sus muñecas, las cuales después la Policía de Chubut le facilitaría para realizar su trabajo, ahora del otro lado de la ley. Valenzuela también es investigado por haber sustraído el domingo 14 de enero dos televisores Led de 40 pulgadas del Walmart de Kilómetro 4, con un equipo de sonido, y días más tarde, el 18 de enero, una mujer realizó una denuncia de abuso sexual, aduciendo que un joven la forzó a pasear por distintos lugares y la amenazó con un arma para finalmente abusarla con tocamientos. La víctima describió tatuajes muy particulares como los de Valenzuela y las características del vehículo.

Municipalidad de Comodoro Rivadavia