La Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, en conjunto con el Ministerio de Producción del Chubut, organizó en la localidad de Trevelin una Jornada sobre Producción Orgánica, Certificada, Mercados, Proceso de Certificación y Requisitos Técnicos. Según anunciaron desde el gobierno provincial, iniciativa se desarrolló con el objetivo de “avanzar en el análisis y la aplicación de prácticas que aporten a las producciones locales componentes intangibles, que redunden en innovaciones que agreguen valor a los recursos”. Vale aclarar que el encuentro estivo a cargo de la empresa Letis y contó con la participación de Mauro Carrasco, subsecretario de Articulación Científica y Tecnológica.
Al respecto, el funcionario provincial remarcó que “desde la Secretaría de Ciencia se viene trabajando con diferentes sectores productivos en propuestas que impulsen estrategias de innovación aplicada a productos y procesos”. “Dado que la innovación también se da en el desarrollo de nuevos componentes intangibles, es que consideramos que las acciones relativas a certificaciones que respaldan el cumplimiento de estándares mínimos de calidad y demás atributos valorados por el mercado, son una fuente inagotable de innovación y, por ende, de beneficios potenciales para nuestros productores”, agregó Carrasco.

Jornada con profesionales

Puntualmente, la jornada que se llevó a cabo en Trevelin estuvo a cargo de Gretel Clausen y Mauricio Castro, especialistas en producción orgánica y certificación. Entre los temas que abordaron se profundizó en el concepto de producción orgánica como alternativa sustentable de producción, de diferenciación y agregado de valor, generando un ámbito de intercambio de conocimiento y saberes, además de vincular diferentes instituciones y actores en la temática. Precisamente, la producción orgánica alcanza a todo sistema de producción y comercialización de productos de origen agropecuario, agroindustrial y de la recolección. Además, debe ser sustentable, con manejo racional de los recursos naturales y sin el uso de productos de síntesis química y otros de efecto tóxico real o potencial para la salud humana.