El fiscal Daniel Báez solicitó la elevación a juicio de la causa en la que se investiga el delito de promoción y facilitación de la prostitución, donde están como acusados María del Carmen López y su hijo Eloy Eduardo Abovsky, quienes fueron llevados a proceso tras allanamientos realizados en un departamento de calle Villegas al 500 de Puerto Madryn.
En caso de que sean condenados en juicio, tendrán una pena privativa de la libertad de entre cuatro y seis años, según lo prevé el artículo 125 bis del Código Penal prevé para “el que promoviere o facilitare la prostitución”, “aunque mediare el consentimiento de la víctima”. El defensor de los acusados es el abogado particular Francisco Romero.
El departamento fue decomisado por la Justicia Federal pero nunca se efectivizó. Por su parte, la jueza Patricia Reyes ordenó la clausura del local, a pedido de la Fiscalía.

La acusación

“Eloy Eduardo Abovsky y Maria del Carmen López administraban en el periodo Septiembre de 2016 a octubre de 2017 un local privado en el domicilio sito en la calle Villegas 516 en el que laboran alrededor de 10 mujeres, mayores de edad, de entre 30 y 50 años de edad, argentinas y extranjeras, que ofrecen sus servicios sexuales todos los días de la semana entre las 00 y las 09 horas, cobrando el pase de servicio sexual de $500 la media hora, dinero que era abonado por los clientes a la encargada, quien entrega un porcentaje a las mujeres que prestaban dichos servicios”, sostiene la acusación presentada por el Ministerio Público Fiscal.
“Con posterioridad, una mujer denunció que en circunstancias en las que quiso tomar un descanso, porque que se encontraba cursando el séptimo mes de embarazo fue obligada a trabajar por la encargada del local, esto es ofreciendo servicios sexuales, y para mantenerla despierta la obligaban a consumir drogas (cocaína). Que no la dejaban salir del lugar, hasta que logró escaparse y hacer la denuncia”.

Municipalidad de Puerto Madryn