La intendenta Rossana Artero indicó que está estudiando junto a su equipo técnico si adhiere al Pacto Fiscal que solicitó ayer el Ministro de Economía Alejandro Garzonio a los Secretarios de Hacienda de todos los municipios y adelantó que Rawson pondrá condiciones antes de firmar la iniciativa.
“En la reunión del Consejo de Responsabilidad Fiscal se realizó un acuerdo técnico del pacto. En este marco se realizaron algunas modificaciones a pedido de Rawson y Comodoro Rivadavia; pero esto no significa que ya tengan el consenso de nuestro municipio, en esto quiero ser más que clara, no hemos resulto nada aún porque estamos analizando que es lo menos perjudicial”, remarcó Artero.
“Lo que se hizo fue un análisis técnico del convenio a firmar, los secretarios de Hacienda no tienen el poder de decisión de firmar o no, eso nos corresponde a los intendentes quienes nos reuniremos el próximo lunes con el señor gobernador, Mariano Arcioni. Desde Rawson vamos a solicitar varias cosas antes de adherir porque Provincia nos pide que firmemos el Pacto Fiscal pero hace dos años que no nos pagan los impuestos”, precisó la mandataria.
Artero dejó en claro que “firmemos o no el Pacto Fiscal vamos a tener un perjuicio, por eso estamos viendo cual será el daño menor, creo que esto es una presión que está ejerciendo el Gobierno provincial hacia los municipios, debido al pacto que firmó con Nación. Realmente nos están presionando”.
“Si firmamos el Pacto Fiscal perderíamos parte de lo que recaudamos por los ingresos brutos y si no adherimos perderíamos ingresos de las retenciones a la soja y por la Ley Nacional del Cheque”, remarcó la intendenta.

Necesita ratificación del Concejo

De adherir al Pacto Fiscal, el acuerdo deberá ser ratificado por el Concejo Deliberante. “Me gustaría que los concejales se expidan, escuchar sus opiniones, es muy importante para el ejecutivo saber cual va a ser la postura que tomarán. También me gustaría que nos reunamos entre todos, tanto los diputados, los concejales, y demás instituciones de la ciudad para que de manera conjunta podamos exigir a Provincia que le pague a nuestra ciudad lo que se le debe. Hasta ahora no he escuchado a nadie, de ningún sector, salir a pedir por lo que se le debe a la comunidad de Rawson”, afirmó.
A pesar de los intensos reclamos de la intendenta y de las sucesivas negociaciones, la Provincia continúa sin pagar los impuestos inmobiliario y automotor y el porcentaje de las últimas dos temporadas de guardavidas, haciendo que la deuda supere hoy los 40 millones de pesos.
“Sigo muy preocupada por la deuda que mantiene el gobierno de Chubut con nuestro municipio, obviamente se está haciendo más grande con el correr de los días, mes a mes ha ido creciendo y la suma ya supera los 40 millones de pesos”, indicó la mandataria capitalina.
Y agregó: “Es una suma sideral que para la Municipalidad de Rawson, es muy importante porque representan casi tres masas salariales; entiendo la situación pero no es un problema que generamos nosotros sino que es producto de la mala administración que se llevó adelante en el gobierno de la provincia en los últimos años. Por eso el municipio y la gente de Rawson no tiene porqué pagar ese costo”

Más deudas con Rawson

“También vamos a reclamar porque la provincia ya ha recibido del gobierno nacional un aporte por el reintegro de la soja, a Rawson le corresponderían alrededor de 4 millones de pesos, retroactivos, que todavía no recibimos. Hay que ser muy cautelosos, pero no vamos a permitir que nuestro municipio pierda y que se perjudique a toda la comunidad de la ciudad”, remarcó.
La intendenta aseguró que “el gobierno provincial siempre nos ha dejado de lado, la gestión del señor Das Neves le hizo un daño terrible a Rawson dejando de pagarle los impuesto por un acuerdo político primero y después por un capricho también del ex ministro de Economía, Pablo Oca, que cuestionaba permanentemente la alícuota que teníamos en los impuestos inmobiliarios para Provincia. Mientras todo esto sucedía nos enteramos después como pasaban los millones por Fontana 50 mientras a nosotros no nos pagaban; esto genera mucha bronca”.
“Yo siento impotencia porque no nos pagan la deuda, pero se fugó muchísimo dinero a través del gobierno provincial. A Rawson siempre se le cuestionó todo, no tenemos actualmente obras, el gobierno de la Nación presiona a la provincia y Provincia nos presiona a los municipios. La situación muy preocupante”, concluyó la mandataria.