En el marco de los cuestionamientos realizados desde el colectivo de “Trabajadores Autoconvocados del Cenpat” por los recortes en las áreas de Ciencia y Tecnología a nivel nacional, desde el CCT de Puerto Madryn llevaron a cabo un “cierre simbólico” de las instalaciones, ante la visita de personal del Ministerio de Modernización.
El desembarco de funcionarios nacionales ya había sido anticipado desde el Cenpat, atentos a que los mismos tendría la tarea de realizar un “análisis de dotación óptima” para determinar la posibilidad de reducir el plantel, tanto en el ámbito científico como así también, en el administrativo, un esquema que fue rechazado de plano por los investigadores, quienes remarcaron la falta de fondos y la necesidad, incluso, de contar con más personal para un efectivo desarrollo de las funciones del Centro.
En este contexto, el titular del Instituto Patagónico de Ciencias Sociales y Humanas (IPCSH), Rolando González José, se refirió a la visita de funcionarios, que arribarían algunas horas más tarde del “cierre simbólico”, así como también a la presencia del gerente de Recursos Humanos del Conicet, Alberto Arleo, quien arribó a Madryn y se reunió con personal del Cenpat para comunicar la situación, aunque no accedió a brindar declaraciones a los medios de prensa.

En alerta

Al respecto, el investigador, recientemente premiado con el premio nacional “Bernardo Houssay Trayectoria”, comentó que “estamos recibiendo a una misión del Ministerio de Modernización” y explicó que “son funcionarios de corte técnico, todavía no los hemos conocido y no nos los han presentado, pero están en una misión de evaluación de la ‘planta óptima’”.
En esta línea, advirtió que “nosotros estamos muy alerta en relación a este cálculo de planta óptima, ya que sabemos perfectamente cómo este organismo ha crecido, a la vez que su crecimiento ha sido concomitante con el impacto en la comunidad, con las transferencias al sector tecnológico, productivo y a la economía social de la región y del país”.
Por lo tanto, “un cálculo de planta óptima, en un contexto donde han despedido compañeros del Inti, del Inta, del Senasa, genera obviamente los recaudos que está teniendo nuestro personal”.

Arleo “es un amigo del Centro”

Sobre la reunión con Arleo, comentó que “el gerente de Recursos Humanos es un funcionario que conocemos hace mucho; a título personal, diría que es un ‘amigo’ del Cenpat, y una persona comprometida con el Conicet”, aunque sostuvo que “le toca, en esta oportunidad, acompañar a la misión del Ministerio de Modernización y lo que la asamblea le planteó, con suma educación, es que ayudaría muchísimo que el Ministerio de Ciencia (y Tecnología) y el del Conicet se pongan también la camiseta, porque sus declaraciones, en el sentido de un ‘Conicet sobredimensionado’ y de que ‘hay que ser más óptimos’, hacen ver que ellos antes no eran funcionarios, y sí lo eran; del mismo Ministerio y de la misma Secretaría”.

“No sobra nadie acá adentro”

Consultado sobre el posible recorte de personal previsto en el área de Ciencia y Tecnología de Puerto Madryn, González José aclaró que “no lo sabemos, esto está planteado como un ‘trabajo de campo’, harán consultas sobre el desempeño de cada oficina y, la verdad, no sabemos si (los funcionarios) tienen perfil científico, y eso es un gran problema”.
Sobre este punto, detalló que “la dinámica del trabajo científico es compleja; recién intentábamos explicar que tenemos compañeros que viajan, por ejemplo, a una reunión en el Parque Industrial, que están fuera de lugar de trabajo y eso no puede ser considerado como que no están trabajando; el funcionario administrativo en el sector Científico y Tecnológico tiene una tipología de trabajo especial, que nosotros conocemos muy bien; no hay ‘ñoquis’ acá adentro y siempre lo decimos, no sobra nadie”.

Un Estado “rico y diverso”

Consecuentemente, “si no comprenden esta lógica, más que el Ministerio de Modernización, parece una tecnocracia versallesca, que no sabemos hacia dónde va a ir”, entendió el titular del IPCSH.
En cuando al trabajo que realizarán los funcionarios de dicha cartera, trascendió que buscarían sistematizar a los 370 empleados del Cenpat en una base de datos: “Es una visión del Estado un poco paleolítica; es decir, un Estado moderno tiene diversidad de funciones, tiene eficacia, tiene una delegación de facultades en el plano regional, y yo creo que la comunidad local conoce bien nuestro compromiso y desempeño; por supuesto, tenemos falencias como cualquier institución, las cuales revisamos permanentemente, pero que se nos quiera aplicar un ‘Excel’ homogéneo para todo el Estado, con su diversidad, riqueza y tamaño, nos parece bastante lamentable”.

“Vamos a defender a nuestros laburantes”

Sobre el “cierre simbólico” del Cenpat, explicó que “básicamente, la asamblea (de trabajadores autoconvocados) está tomando algunas intervenciones en el predio, como el cierre simbólico para que no salga ningún compañero despedido” y agregó que “hay que entender que la angustia de los catorce contratados que tenemos en la institución es razonable, porque estamos viendo todos los días despidos en organismos cercanos; el ‘vizcachazo’ nos está pegando muy cerca; el Inti, el Inta, el Senasa, la Oficina de Agricultura Familiar en Gaiman, es decir, las balas están pasando cerca del Centro Nacional Patagónico, por lo que nos vamos a defender y vamos a hacer lo mismo con nuestros laburantes”.

Sin renovación de personal

El reclamo por el recorte de fondos es, a su vez, un pedido por la incorporación de más personal al área de Ciencia y Tecnología, a propósito de las líneas de investigación que han quedado truncas o en “stand by” por la falta de ingresos de becarios y científicos a la carrera de Investigador, entre otras cuestiones.
Preguntado sobre la necesidad de contar con mayor personal, a diferencia a la postura de reducir el plantel del sector, González José explicó que “hay un fenómeno que está ocurriendo y que la comunidad tiene que conocer; nosotros tenemos una planta con trabajadores de mucha antigüedad, por lo tanto se van jubilando secuencial y lógicamente, lo cual hace a la renovación vegetativa”, aunque aclaró que “sin embargo, no es una ‘renovación’, ya que los cargos que han ido cayendo por renuncias o jubilaciones, no se han renovado en estos dos años de gestión macrista”.
Esto último “empieza a impactar en nuestras oficinas internas, en el área de Vinculación Tecnológica, la Secretaría de Dirección, el sector Administrativo, donde habrá jubilaciones este año y entraremos en crisis también; todos esos sectores se han visto afectados”, consignó, añadiendo que “eso afecta, en líneas generales, nuestro funcionamiento como organismo”.

Las cifras del Conicet en el país

Actualmente, según datos publicados por el propio organismo en su página web (http://www.conicet.gov.ar), el Conicet cuenta con un total de 14.254 empleados para el mes de diciembre de 2016, último relevado oficialmente.
Las cifras dan cuenta de un total de 10.036 investigadores, 2.653 trabajadores en calidad de Personal de Apoyo y 1.565 empleados administrativos, que constituyen el 70,4 por ciento, 18,6 por ciento y 11 por ciento, respectivamente.
En este contexto, los 370 trabajadores que integran el Cenpat de Puerto Madryn representan, dentro de dicha ecuación, aproximadamente el 2,6 por ciento a nivel nacional.
En todo el país, la tabla de Investigadores se divide, dentro de las denominadas “Grandes Áreas del Conocimiento”, en 3.006 para Ciencias Biológicas y de la Salud (30%), 2.281 en Ciencias Naturales y Exactas (22,7%), 2.245 en Ciencias Sociales y Humanidades (22,4%), 2.158 en Ciencias Agrarias, de la Ingeniería y de Materiales (21,5%) y 346 en Tecnología (3,4%).
En cuanto al Personal de Apoyo, el mismo se divide, a cifras de 2016, en 1.629 Profesionales de Apoyo (61,4%) y 1.024 Técnicos de Apoyo (38,6%).
Según un relevamiento realizado por el propio organismo, entre 2007 y 2016, el Personal Administrativo para la “Sede Central Conicet” se incrementó de 435 a 719 empleados; esto último, en virtud del crecimiento del organismo en otras áreas que demandaron dicho recurso humano.
Para la Red Institucional Conicet, que tenía 111 trabajadores administrativos en 2007, la cifra ascendió a 846 para el 2016.

Municipalidad de Puerto Madryn