El Ministerio de Trabajo de la Nación dictaminó la conciliación obligatoria en el marco del conflicto entre el sindicato petrolero de Chubut y la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos y la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales, por un paro por 24 horas que comenzó a primera hora de ayer. La medida toma en cuenta que “el conflicto colectivo de trabajo planteado es de extrema gravedad por las características de la actividad de que se trata”. El Ministerio citó a las partes a la primera audiencia de conciliación para el próximo miércoles en sede del organismo nacional.
El dictamen fue emitido abre un periodo de conciliación obligatoria durante 15 días, intimando a las partes para evitar medidas de fuerza, en lo que corresponde al ámbito gremial, como también a las cámaras empresarias, para “suspender todas las medidas dispuestas con relación al personal involucrado y a abstenerse de tomar represalias de ningún tipo con el personal representado por la organización sindical ni con ninguna otra persona, con relación al diferendo aquí planteado”.
El conflicto se originó a partir de una acción judicial de la empresa San Antonio Internacional, que trabó embargo sobre las cuentas del Sindicato del Petróleo y Gas Privado, por un monto de 24 millones de pesos. El Ministerio citó a las partes a la primera audiencia de conciliación para el próximo miércoles 16 de mayo en sede del organismo nacional.

Sin condicionamientos

El secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila, cuestionó una vez más el accionar de la jueza que dictó la medida que avala el embargo de las cuentas, por considerarlo un “chantaje”, al tiempo que afirmó que el sindicato acatará la conciliación.
“Esto son dos conflictos en uno”, dijo Ávila, al indicar que “el primero es que San Antonio inició una medida de acción directa de sus trabajadores ayer (miércoles), al mediodía a lo que se sumó el embargo de las cuentas del Sindicato. Apenas terminado el Plenario de ayer nos dicen que se aplicó una conciliación, pero nosotros no la recibimos hasta hoy que fuimos notificados pasado el mediodía”, aclaró.
En ese sentido, el dirigente afirmó que “hemos acatado pidiendo claramente al Ministerio y al sector empresarial que no haya ningún tipo de condicionamiento, ni pedir que se devuelva la plata, ni nada parecido. Vamos a negociar estos 20 días donde la cuestión es cómo vamos a mantener los derechos de los Trabajadores y la libertad sindical en los yacimientos”.
Ávila agradeció al intendente Carlos Linares y al gobernador Mariano Arcioni, por el “acompañamiento que nos han brindado”, dijo al señalar que el martes próximo, habrá una reunión en Casa de Gobierno en Rawson, a la que movilizarán al Cuerpo de Delegados y Comisión Directiva del Sindicato.
El miércoles será la primera audiencia de conciliación a nivel nacional con San Antonio, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en sede del Ministerio de Trabajo de la Nación.