La Sesión Ordinaria celebrada el día de ayer en el Concejo Deliberante arrojó varias postales a nivel político, social y cívico, en el marco de un encuentro legislativo “caliente” en la que hubo diferencias entre algunos ediles del mismo bloque a la hora de votar.
Tras casi dos horas de alocuciones, durante la Hora de Preferencia, finalmente el resultado del Despacho que prevé el cambio de ítem en la boleta de Servicoop, una iniciativa que, según una porción de los ediles, generaría incrementos a futuro en la factura de hasta un 25 por ciento, mientras que aquellos que se manifestaron a favor advirtieron que no habría incrementos y que, de no haberse aprobado, la Cooperativa se vería desfinanciada en unos 6 millones de pesos mensuales y 72 millones de pesos al año.
Otra lamentable postal que se vio durante la Sesión no fue la presencia de miembros del sindicato de Luz y Fuerza, quienes coparon el recinto, sino precisamente de algunos “violentos” que protagonizaron incidentes con la Policía, increparon a asesores dentro de las instalaciones del Concejo e, incluso, impidieron el ingreso de la prensa y de los propios empleados de la Casa de las Leyes al edificio, una vez que había comenzado la Sesión, además de haber propinado agresiones verbales a la mayoría de los legisladores.
Afortunadamente, los incidentes no pasaron a mayores, pese a que un grupo de personas había provocado destrozos en el pavimento y removido baldosas, preparando piedras para luego arrojarlas al edificio.

“Están defendiendo su fuente de trabajo”

Luego de casi tres horas de Sesión, la votación fue positiva para el proyecto, con el acompañamiento de los ediles Andrea Moyano, Mario Méndez (FPV), Marcelo Gallichio (PJ), Claudio Tortoriello (Cambiemos), Mariela Williams, Miguel Antín, Natacha Wolansky, Enzo Terrera y Raúl Cataldi (Chubut Somos Todos), y votaron por la negativa Juan Duarte, Franco Albanesi (UyO) y Claudia Bard (FPV), en lo que pudo entenderse como un debate legislativo en el que nadie se quedó sin fundamentar su voto, a pesar de las rispideces discursivas y los cruces, en ocasiones de carácter ideológico.
Por su parte, Antín se refirió a la importante masa de personas que copó el recinto y que, entre aplausos y abucheos, celebró o increpó el discurso de los concejales: “Los trabajadores están aquí en defensa de su fuente de trabajo, porque si nosotros hubiésemos actuado de otra forma, la pondríamos en peligro”.

La Lista Roja “no propuso alternativas”

Otro de los ediles que marcó fuertemente su postura en favor de la aprobación del Despacho fue Tortoriello: “La Cooperativa se desfinanciaría en 6 millones de pesos mensuales”, explicó, agregando que “serían 72 millones de pesos al año”.
Además, relató que “cuando el Consejo de Administración de la Cooperativa estuvo reunido aquí con nosotros, ante esta alternativa, la Lista Roja no propuso la forma de obtener esos 6 millones de pesos de desfinanciamiento de Servicoop. ‘Hay alternativas’, dijeron, pero sobre la mesa no aparecieron; el miércoles vinieron, propusieron hacer viviendas, otorgar Internet como fuente de ingreso alternativo, pero esas son inversiones que significan plata, tiempo para que empiecen a dar sus beneficios económicos y, ante esta pérdida de los seis millones de pesos mensuales, no ofrecieron ninguna alternativa”.

“No quiero una Cooperativa fundida”

Por su parte, el concejal Méndez justificó su voto y, adelantando que sería de carácter positivo, planteó que “no estamos planteando un aumento de boleta a Servicoop, no hay que mentirle a la gente” y agregó que “la factura de los usuarios seguirá teniendo el mismo monto que vienen pagando; nunca aprobaría un aumento de tarifa, pero, evidentemente, hay sectores que apuntan al caos y hay interés en que Servicoop sea privatizada”.
A su vez, sentenció: “Yo no quiero una Cooperativa fundida, nada más”.
Seguidamente, la edil del mismo bloque, Claudia Bard, que ya había anticipado su no acompañamiento al proyecto, advirtió: “Todos los aplausos que consigan acá, así es como los va a repudiar la sociedad de Madryn por este aumento”.
También, se refirió a un importante grupo de sindicalistas que la insultaron en varias ocasiones y expresó que “no van a amedrentar mi opinión ni voy a dejar de decir lo que pienso”, además de criticar a “concejales que han tomado su decisión a partir de un desconocimiento considerable de la situación de Servicoop”.

En defensa de la Tarifa Social

Andrea Moyano, perteneciente al mismo bloque, adelantó que acompañaría el proyecto para la modificación del ítem tarifario y justificó que “es una decisión personal que se basa, principalmente, en pensar si todos los ciudadanos queremos una Cooperativa colapsada; sin entrar en especificaciones técnicas, si no se logra ese equilibrio con los seis millones mensuales, los cuales no se podrían recaudar si no se aprueba este proyecto, creo que hay varios puntos que hay que observar; por un lado, la deuda con Cammesa, que en dos o tres meses se cortaría el beneficio de la Tarifa Social para 3.680 familias de Madryn que hoy acceden a la misma, con reducción del 50 por ciento en el total de la boleta” y se preguntó “quién se va a hacer cargo de esas familias, no lo sé; son las más carenciadas y las que más lo necesitan”.
En esta línea, describió que “tendríamos una ciudad con los servicios colapsados, ya que en tres o cuatro meses, los empleados de la Cooperativa no podrían cobrar su sueldo, creo que por eso están acá defendiendo sus puestos de trabajo”.

“Vamos a discutir un aumento del 25%”

Por parte de UyO, Juan Duarte pidió “contextualizar” la situación y relató que “desde el 10 de diciembre de 2015 estamos viviendo un proceso en el que la Argentina ha cambiado su rumbo y ha modificado su destino, hacia una dirección diferente; lo último que estamos viviendo en estos días es que volvemos a hablar del FMI y del Riesgo País, cuestiones que en la historia de este pueblo han hecho mucho daño y que no queremos volver a repetir, por lo que todos los referentes políticos deberíamos estar en contra de esas políticas”.
Sobre este punto, sostuvo que “nuestro bloque está muy contento porque hemos logrado que, nuevamente, la discusión del costo de los servicios públicos tenga lugar dentro de este Concejo Deliberante, porque es sabido que, durante los últimos años, el monto de la factura aumentaba sin que tuviéramos una discusión en este recinto; me parece muy sano que discutamos el aumento en algunos ítems dentro de la factura, y aunque muchos lo nieguen, hoy vamos a discutir un aumento del 25 por ciento en tres ítems específicos dentro de la boleta”.

“Deberían hacer obras además de dar servicios”

Además, criticó que se votaría “la ratificación de los cuadros tarifarios anteriores, esos que este Concejo Deliberante nunca aprobó desde 2014 en adelante y hoy, a raíz de un juicio de un usuario que hizo ese reclamo, este Concejo probablemente legisle hacia atrás y diga que ‘está bien’ todo lo que cobró la Cooperativa hacia atrás; estuvimos alrededor de dos meses con reuniones del Consejo de Administración, en las que no pudimos avanzar en absoluto, ya que ellos, cada vez que tienen un problema, lo único que hacen es ajustar el bolsillo de los ciudadanos”.
En este orden, señaló que “hay un montón de cosas que se pueden hacer para ajustar diferentes costos dentro de la Cooperativa, y lo que le pedimos al Consejo de Administración es que piensa formas de generar nuevos núcleos dentro de la Cooperativa; se sabe que la misma hoy tiene un nodo de Internet que tranquilamente podría ser un nuevo núcleo de negocio y generar ingresos; de hecho, hay empresas privadas que hacen negocios valiéndose de ese nodo, que fue una inversión de todos los asociados de la Cooperativa eléctrica” y advirtió que “todos sabemos que la Cooperativa no solamente está para brindarnos servicios de luz, agua y cloacas, sino que podría emprender proyectos de obra pública y tiene personal y cuadros técnicos para hacerlo”.

“Cuestioné las simulaciones”

A su turno, Claudia Bard comentó por qué votaría de manera negativa y sostuvo que “como hoy ya saben que ese ítem (ajustado a una Ley que fue derogada) no lo pueden cobrar más, entonces quieren pasarlo a los costos fijos, es decir agua y cloacas; esto genera claramente un aumento, porque la Tarifa básica aumenta” y contó que “los simulacros de facturación que se hicieron en la reunión con Servicoop los cuestioné fervientemente y todos mis compañeros fueron testigos de ello; inclusive, puedo decir que en el aumento anterior de Servicoop, la simulación daba ‘menos tres centavos’, y no creo que a nadie, en su factura, le haya venido ‘menos tres centavos’ en el incremento del año pasado que aprobó el Concejo Deliberante”.

En alerta por aumentos nacionales

En la misma línea, planteó que “además de ese aumento, el día de mañana, cuando discutamos las tarifas a nivel nacional, cuando venga Aranguren a aumentarnos el costo del agua y de la energía, ese costo ya va a estar aumentado” y remarcó que “esto sienta el precedente de un aumento; por otro lado, otro aspecto importante es que la Comisión Directiva de Servicoop, que no son los trabajadores sino una cúpula política, fue la que aumentó durante años las tarifas desde un escritorio y no a través del Concejo; de hecho, desde nuestro bloque hicimos una presentación judicial al respecto, entonces ellos estuvieron cobrando, durante cinco años, aumentándonos a los vecinos un 1.700 por ciento de luz, desde su escritorio”.
Además, criticó que “por ese 1.700 por ciento de aumento, hoy quieren que nosotros ratifiquemos cinco años para atrás; nosotros tenemos un poder que nos da la gente, que es la de establecer las tarifas de servicios públicos, y que la gente nos lo da a través del voto; yo no puedo ratificar una tarifa pública de cuando todavía la gente no me había dado el mandato”.

Municipalidad de Puerto Madryn