El ministro de Gobierno del Chubut, Marcial Paz, lamentó que “ante la apertura del diálogo propiciado por el Gobierno, los gremios respondan con un paro minutos después de haber firmado un acta en la que todos los gremios estuvieron de acuerdo en volver a reunirnos el día viernes para continuar el diálogo”.
Así lo expresó Paz tras el encuentro que, por más de 4 horas, autoridades del Gobierno de la Provincia mantuvieron este martes en la Secretaría de Trabajo, en Rawson, con la Mesa de Unidad Sindical, conformada por representantes de los gremios estatales.

Sin descuentos por paro

En ese encuentro, las partes firmaron un acta en la que acordaron una nueva reunión para el viernes 18 de mayo a las 13 horas, ratificando el Gobierno el compromiso asumido el 9 mayo “de no realizar los descuentos de los haberes en virtud de las retenciones de servicio y paros realizados” además de avanzar en el compromiso “de eliminar de forma consensuada la precarización laboral”.
Y en ese sentido el ministro ratificó que “es un compromiso asumido por el gobernador Mariano Arcioni el avanzar en esta lucha contra la precariedad laboral en el Estado”.
Asimismo, en el acta firmada por ambas partes, el Gobierno solicitó a las entidades sindicales “el compromiso de suspender todo tipo de medida de fuerza mientras dure la mesa de diálogo”, lo que minutos después no fue cumplido por los dirigentes gremiales.

Finanzas en crisis

Marcial Paz, expresó que desde la gestión del gobernador Mariano Arcioni “queremos seguir manteniendo el diálogo” y resaltó que en el encuentro de este martes “hubo una explicación exhaustiva de la situación económica que atraviesa la provincia por parte del subsecretario de Coordinación Financiera del Ministerio de Economía, Luis Tarrío”.
Cabe remarcar que, en representación del Gobierno, participaron de esta reunión los ministros de Gobierno, Marcial Paz; de Educación, Graciela Cigudosa; los subsecretarios de Coordinación Financiera, Luis Tarrío; de Gestión Institucional, Fabián Puratich y de Programas de Salud, Mariano Cabrera; además del presidente del Instituto Autárquico de Colonización y Fomento Rural, Máximo Pérez Catán.

Piden aumento a cuenta

Tras la reunión de la Mesa de Unidad Sindical con funcionarios provinciales, el secretario general del ATE, Guillermo Quiroga, manifestó que sus expectativas eran otras, y aunque reconoce las dificultades económicas de la provincia consideró que “hace falta la decisión política” para hacer lugar al reclamo de los trabajadores.
En el encuentro con el Gobierno Provincial los trabajadores no sólo pidieron por el fin del pago escalonado, sino por el pase a planta de trabajadores contratados, y la apertura de paritarias, entre otros items, de los cuales sólo destaca como logrado la firma del pase a planta de 804 trabajadores de las áreas de Educación y Salud.
“Todos teníamos otra expectativa, pero en tres días más tenemos la oportunidad de discutir incremento salarial”, algo que “el gobierno ha sido muy reticente” a tratar, indicó el referente de ATE, Guillermo Quiroga.
Agregó que “cuando pudimos empezar a discutir políticamente, más allá de la exposición técnica que hicieron en la primera hora, una de las propuestas que hicimos es que si hay 2.000 millones de pesos destinados a cubrir la masa salarial, tranquilamente se pueden destinar otros 100 millones de pesos y ahí tendríamos un aumento general de emergencia, a cuenta de las paritarias”.
“El gobierno estima que recién en agosto o septiembre se podría ir saliendo del pago escalonado. Lo que pedimos es que con los haberes de junio se liquide un aumento salarial de emergencia, y eso lo vamos a discutir el día viernes”.

Tarrio: “Por el momento no podemos modificar el pago escalonado”

El subsecretario de Coordinación Financiera de Chubut, Luis Tarrio, participó ayer del encuentro con representantes de la Mesa de Unidad Sindical, como parte del diálogo que apunta abrir el Gobierno Provincial con los gremios para lograr un acercamiento que minimice los conflictos sociales que generaron las políticas que impulsan para sobrellevar la crisis económica y financiera que atraviesa Chubut.
Tarrío indicó que los representantes de los trabajadores presentaron un escrito con cinco requerimientos a cumplir, aunque reconoció que la realidad de las arcas provinciales cercena cualquier tipo de negociación. Al respecto, mencionó que se los invitó a asistir al Ministerio de Economía el próximo viernes para “ver algunos detalles que, con los números, van a resultar más claros”.
“Los compañeros nos plantearon sus requerimientos, sus dudas, y nos han pedido algunas propuestas que por ahora no podemos dar”, señaló el funcionario, y remarcó que “desde Economía estamos diciendo absolutamente la verdad, ojalá lo hayan entendido así”.
Tarrío apuntó que “entendemos las dificultades, pero por otro lado tenemos la verdadera situación de la caja de la provincia, y es una realidad inevitable”, en relación al petitorio de los gremios, que no podrá ser atendido porque “la situación da únicamente para trabajar en el día a día”, y que “por el momento no podemos modificar el pago escalonado”.
En este contexto, consideró que “los aumentos salariales, hoy por hoy tendrían que ser significativos para reconocer la situación general que estamos atravesando, pero tenemos limitaciones en los ingresos de la provincia y se nos haría prácticamente imposible pagar un aumento”.
En cuanto a los incrementos salariales pendientes por paritarias anteriores, indicó que “los tenemos en cuenta, pero lamentablemente no podemos hacerles frente”. “Nos está costando pagar lo que tenemos, imagínense si lo aumentamos”, enfatizó Tarrío.

Gobierno de Chubut