Así los resolvieron los trabajadores del sistema de Salud provincial, nuclkeados en los gremios ATE y ATSA, en consonancia con lo dispuesto por la Mesa de Unidad Sindical, que participó de una reunión con autoridades provinciales el pasado martes. La modalidad de la medida de fuerza será sin presencia en los servicios y sólo se atenderán urgencias y pacientes internados.
El próximo lunes, realizarán una nueva asamblea a las 8:30 horas para definir las medidas a seguir.

AMPLIAREMOS EN EDICIÓN IMPRESA