Discursos a medida

Desde hace algunas semanas los legisladores de Chubut parecen haber advertido que tenían que justificar su salario y decidieron poner el pie en el acelerador a un tema que está instalado en la opinión pública desde hace mucho tiempo. Se trata del debate minero, y la posibilidad de avanzar o no, con la explotación de la minería metalífera.
Sin embargo parece que el motor legislativo está suspendido en el aire, porque aceleran pero no avanzan. Cual si fuere una partida de póker, los diputados apuestan con todas las cartas ocultas, hacen una puja inicial, pero la mano ganadora no aparece porque al parecer ninguno quiere mostrar lo que oculta, e incluso, no se descarta que más de uno esté “blofeando”, es decir que oculta una mano bien distinta a la que alardea.
Así las cosas, en la Legislatura cacarean un par de días cada tanto y con eso los muchachos parecen estar seguros del deber cumplido. De vez en vez aprueban alguna ley para el aplauso del público presente, piden informes para justificar la tarea parlamentaria y cuando se les llena la casa de trabajadores arrancan con los discursos oportunistas. Su auditorio favorito, son ellos mismos, les encanta el sonido de su voz, y cada que pueden, hacen una denuncia pública, que ocasionalmente llega a la justicia. La oposición levanta la voz, como si eso implicara tener razón, los especuladores de siempre están siempre al acecho, mientras que el oficialismo, de un tiempo a esta parte parece haber contraído alguna rara enfermedad, porque se levantan de sus bancas con la premura de quien tiene incontinencia urinaria. Mientras tanto, la ciudadanía espera resultados, no sólo gestos, y esa responsabilidad cabe a los tres poderes del Estado.

El gran simulador

Uno de los proyectos que será parte del debate en la Legislatura en torno a la minería es el que presentó el diputado Alejandro Albaini, que promueve el rechazo a la actividad en todo el territorio provincial.
Con un discurso muy aceitado, el legislador oficialista recordó días pasados el proceso histórico del debate minero en Chubut, haciendo alarde de la política antiminera del extinto gobernador Mario Das Neves. Ante la acalorada exposición del diputado, un memorioso de esos que nunca falta al recinto, aludió a la “hipocresía dasnevista”, al recordar que el extinto gobernador, e incluso sus hijos, tuvieron más de una reunión con las mineras, y a la luz de los recientes acontecimientos que se dirimen en la justicia, no pudo evitar mencionar que, “el dasnevismo estaba listo para gestionar, pero parece que algo sobre regalías y retornos no cerró, y entonces comenzó la demonización de las mineras”.
Fiel a su estilo, el diputado del ChuSoTo, se las arregló el pasado martes en quedar bien con todos. Estuvo de acuerdo con Alfredo Di Fillipo (Convergencia), en que haya una discusión sin fundamentalismos. También apoyó los dichos de la diputada Navarro (PJ-FpV), que se quejó porque la explotación de recursos parece estar circunscripta a Comodoro Rivadavia. También apoyo que se incluya en el debate el proyecto original de Iniciativa Popular que oportunamente presentaron ciudadanos de Chubut, y al parecer también está dispuesto a debatir la Consulta Popular que promueve Javier Touriñan.
Albaini afirma que cualquier emprendimiento en Chubut, tendrá mucha gente buscando empleo, y responsabiliza de eso al gobierno nacional y no a quienes han gobernador la provincia y no han sido capaces de atraer nuevas fuentes de empleo genuino.

Con vocación de servicio

Los Jefes comunales de la Meseta Central, buscaban un aliado en la Legislatura para que presente y defienda el proyecto de zonificación minera en Chubut que se impulsa desde esas comunidades del interior provincial, y vaya que lo encontraron. Se trata del diputado Alfredo Di Filippo, titular del bloque Convergencia, quien junto a su compañero de bancada, Sergio Bruscoli, recibieron a los Jefes Comunales y se comprometieron a trabajar en la iniciativa.
Precisamente Di Filippo, preside la Comisión de Desarrollo Económico, Recursos Naturales y Medio Ambiente, todos asuntos que, casualmente, pueden reportar jugosos dividendos, según el cristal con que se mire.
El legislador no tardó en hacer propia la cruzada y se puso al frente de la petición que le hicieron los jefes comunales Leonardo Bowman de Telsen, Mario Pichiñan de Paso de Indios, Nilda Tolosa de Las Plumas, Víctor Candia de Paso del Sapo, Ricardo Sepulveda de Gan Gan, Miguel Ancamil de Lagunita Salada y Marcelo Aranda de Gastre.
En cada una de esas comunidades tienen la expectativa que, el desarrollo de la minería reporte mejoras a la realidad socioeconómica de cada una de las comunas, y al parecer no son los únicos interesados.

Agua para su molino

Ante la posibilidad de desarrollar la minería en Chubut, el justicialismo se ha expresado con posiciones divididas, lo que no es de extrañar puesto que así es como se encuentra el partido. Dadas las circunstancias, el presidente del bloque del PJ- FpV, Javier Touriñan tuvo que buscar una alternativa para mostrar que desde su partido también están comprometidos con la temática y una inteligente maniobra, decidió pasar la pelota.
Touriñan no es ningún improvisado, y después de pensarlo un poco, esperó el momento oportuno y decidió promover un proyecto de ley, para someter al proceso de consulta popular vinculante al proyecto referido a la actividad minera en Chubut.
Con esta iniciativa, el núcleo duro del justicialismo busca quitarse de encima el debate y someterlo a la decisión popular, pero eso no es todo, porque la propuesta incluye que se convoque al Cuerpo Electoral de la provincia para que en simultaneidad con las elecciones generales para Gobernador y Vicegobernador y demás cargos electivos provinciales correspondientes al año 2019, se sustancie el acto comicial.
Una elección con esas características, podría acarrearle cierto caudal de agua al molino justicialista que en las últimas elecciones tuvo resultados verdaderamente para el olvido, y en el proceso dejan la decisión final en manos de la ciudadanía.