El Plan Nacional de Manejo del Langostino que la Subsecretaría de Pesca intenta implementar sigue cosechando críticas y reparos de diversos sectores. Es así que las empresas pesqueras con radicaciones industriales de Comodoro Rivadavia, volvieron a exponer que se vieron directamente afectadas por la decisión adoptada por el Consejo Federal Pesquero, que acordó con el consentimiento de Chubut y Santa Cruz, la veda total para la especie langostino en aguas del golfo San Jorge.
A cambio de esto las provincias reciben como compensación una especie de cupo de toneladas de langostino, y las pesqueras del sur de Chubut sostienen que la distribución es discrecional y no se les garantiza materia prima para el sostenimiento de las plantas.

Perjuicio

Las pesqueras afirman que sectorialmente han sido afectados por el cierre total del golfo San Jorge y no se atiende su situación, a la que consideran, desventajosa respecto del resto.
Sostienen que esa veda durante todo el año les ha provocado un notorio aumento en los costos de procesamiento debido al mayor precio de la materia prima y los mayores costos de fletes para llevar materia prima desde otros puertos hacia las plantas instaladas en Comodoro. También cuestionaron, el impacto del pago de tasa de abasto que les cobra el municipio de esa ciudad por el ingreso de pescando en camiones para procesar en las plantas.
Mencionan que en definitiva se produce una merma de calidad de la materia prima y eso repercute en el producto final y su valor de mercado.
Por otro lado, desde Comodoro Rivadavia ya se habían expresado públicamente rechazando el lobby de cámaras marplatenses para que se derogue la Resolución 1113/88 (SAGyP). Nación presiona para eliminar la exigencia que los buques dedicados a la captura de langostino posean una eslora inferior a 40 metros y una potencia que no supere los 2000 HP, y de ese modo habilitar el ingreso de barcos seriamente cuestionados.
El análisis del sector es que, el bosquejo del Plan de Manejo del Langostino sigue haciendo agua y son cada vez más los sectores que legítimamente plantean sus reparos.