El ex secretario de Ambiente y Servicios y actual concejal de Puerto Pirámides, Fabián Gandón, se refirió a la investigación por presuntos sobreprecios que lleva adelante la Oficina Anticorrupción, en el marco de denuncias por compras presuntamente irregulares de tableros para el sistema de cloacas, a través de una contratación directa.
Días atrás, trascendió información sobre el contrato celebrado entre el Gobierno Provincial, en aquél entonces a cargo de Mario Das Neves, y el Municipio de la villa turística, conducido por Javier Roldán.
El mismo partía de la bajada de una obra delegada, desde el área de Servicios Públicos, por el monto de 980 mil pesos para la compra de repuestos, reparación y mantenimiento de distintos equipos de las estaciones de bombeo; sin embargo, ex integrantes del gabinete municipal denunciaron que casi la mitad de dicho presupuesto “se fue en los tableros” y que por tal motivo no llegaron a concluirse las obras previstas.
Además, denunciaron que se sustrajeron piezas y tableros que nunca fueron devueltos, por lo que la “rehabilitación del sistema cloacal” de Pirámides no llegó a concluirse.
En este sentido, el edil de la comuna turística lamentó que “ahora tenemos cinco tableros de obra” y que “por los sobreprecios” en los mismos no se pudo concretar el arreglo y mantenimiento de las cloacas en la localidad que es Patrimonio de la Humanidad.

Advirtieron al Tribunal de Cuentas

La situación tomó estado público cuando se conoció que, en el marco de dicha “obra delegada”, el Municipio de Pirámides resolvió adquirir los equipos, a través de una contratación directa, a la empresa Electrocity de Trelew, por el valor de 447.895,96 pesos, aparentemente “por orden del área de Servicios Públicos”, según indicaron ex funcionarios al Diario; ello, cuando la oferta principal realizada por Electromecánica Sur era de 230 mil pesos.
A su vez, trascendió que hubo cuestionamientos dentro del propio gabinete, e incluso que el Tribunal de Cuentas advirtió la situación dado que les habían parecido “irregulares” las facturas para la compra de los tableros; sin embargo, tras solicitar información al Municipio, “evidentemente la respuesta fue satisfactoria para dicho organismo”, dado que la investigación no prosperó.

Sobreprecios y calidad de vida

“Todo esto era previsible y se le avisó al Intendente que el precio de los insumos era irregular”, advirtió Gandón, agregando que “incluso en las boletas se listaban piezas que no correspondían a los tableros del sistema cloacal y una cantidad de cosas que no se instalaron”.
Respecto de los tableros, refirió que “los que se colocaron son tableros básicos de obra, incompletos, sin protección para las bombas ni transferencia para derivar el sistema hacia el grupo electrógeno cuando se corta la luz”, sumando a ello que “este sobreprecio en los mismos impidió que se concretaran otras mejoras necesarias para que el sistema cloacal funcione en condiciones óptimas y, ahora, en vez de tener un sistema automatizado, tenemos cinco tableros de obra”.

Harán denuncia en la Fiscalía

Por otra parte, el concejal adelantó que “voy a trabajar para que este tipo de cosas no pasen nunca más en Puerto Pirámides, porque la sobrefacturación en obras de servicios repercute negativamente en nuestra calidad de vida y en la calidad de visita”, teniendo en cuenta que la villa balnearia es uno de los principales atractivos a nivel provincial y que, año a año, continúa presentando los mismos problemas de infraestructura.
A su vez, remarcó que “como concejal de Pirámides, voy a realizar la denuncia pertinente ante la Fiscalía, a fin de que sea esclarecido este escándalo que sacude a nuestra comuna; no es posible que sucedan estas cosas y queden impunes, creo que el Intendente debería aclarar esto”.

“No puede ser que todo termine en escándalo”

Por otra parte, Gandón sostuvo que “estoy en conversaciones con otros sectores, trabajando y armando consensos, buscando soluciones conjuntas y de esa forma evitar más perjuicios a las arcas municipales”, ya que “no puede ser que las cosas terminen en escándalos de corrupción o juicios que nos inician los privados por falta de dialogo y de una búsqueda de soluciones creativas que no nos pongan en riesgo”.
En esta línea, planteó que “quiero trabajar para mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y de toda la gente que nos visita año tras año”.

También investigaron irregularidades en la obra de la terminal de Ómnibus

La compra presuntamente irregular de los tableros para el sistema de cloacas de Pirámides no sería la única en la mira de la Oficina Anticorrupción.
Ex funcionarios también mencionaron al diario que, en el año 2016, el organismo presidido por Guillermo Hansen también auditó e investigó la obra para la construcción de la “postergada” terminal de ómnibus de Puerto Pirámides, que a pesar de haber sido inaugurada “no está abierta al público”.
“Iban y venían carpetas a la Oficina Anticorrupción, que intervino, además del Tribunal de Cuentas; casi le hacen devolver al Municipio toda la plata que se había destinado a esa obra, que todavía no está abierta al público”, relataron, agregando que “aparentemente, se certificó una obra que no estaba hecha y tanto la Oficina Anticorrupción como el Tribunal de Cuentas iban tras el arquitecto que dirigió la misma, además del intendente a cargo cuando comenzó la obra”.
“Se había certificado que estaba el techado, pero no estaba”, detallaron, sumando a ello que “todas las obras que comienzan en Pirámides tardan muchísimo tiempo, terminan costando diez veces más, una maniobra que se vio varias veces en la obra pública a nivel provincial”.