La diputada Elisa Carrió, referente del bloque oficialista de Cambiemos, se enfureció por la decisión de la Cámara de Diputados de darle media sanción al proyecto que busca despenalizar el aborto en Argentina.

Puntualmente, la legisladora se hizo presente en la Cámara Baja del Congreso de la Nación en horas de la mañana de hoy y dijo que no habló durante la sesión “para mantener la unidad de Cambiemos”.

Carrió votó en contra de la ley y afirmó que el debate que se llevaba a cabo le parecía “trivial”. “Voy a fijar mi posición cuando tratemos la reforma del Código Penal”, agregó.

Tras la votación en el recinto, la diputada referente del oficialismo nacional se dio vuelta y mirando a sus compañeros de bloque afirmó gritando: “Que le quede claro a todo Cambiemos. La próxima rompo”.

Por último, tras levantarse y cuando se retiraba de la Cámara de Diputados se cruzó con los legisladores del Frente para la Victoria y les dijo que “ganen la elección”.