Daniela Souza se encuentra detenida en la comisaría primera de Trelew y se le imputa ser miembro de una asociación ilícita cuyo jefe era Diego Correa, también detenido, en el marco de la causa denominada el “Embrujo”.
Las fotos circulan por las redes sociales y muestran a la detenida posando junto a otras internas. En principio sería una situación irregular porque no pueden contar con teléfonos celulares, aunque es una práctica habitual que además desnuda la vulnerabilidad de los controles policiales en las diferentes dependencias.
En total son siete los privados de su libertad en el proceso de investigación de la causa de corrupción que conmocionó a la sociedad chubutense.
En marzo pasado, el juez Sergio César Piñeda determinó que Daniela María Inés Souza permanezca detenida por el plazo de seis meses, mientras dura la investigación del Ministerio Público Fiscal, en el marco de la causa contra una banda por presunta asociación ilícita y defraudación al estado.
Para los fiscales que intervienen en la causa, Sousa es integrante de la banda delictiva liderada por quien era titular de la Unidad Gobernador, Diego Correa. Para los investigadores Correa estaba detrás de la empresa Dual Core y Souza era su subordinada.
De acuerdo a la versión de los fiscales, Correa se escondía detrás de Souza para las contrataciones y por eso es partícipe necesaria de la asociación ilícita. También mencionaron la existencia de documentación que acreditaría que Souza sacaba materiales a cuenta de Correa en empresas en comercio de Trelew.
Entre otros datos que trascendieron en las audiencias, los fiscales indicaron que Correa le pagaba a Souza el alquiler de un inmueble en playa por valor de $22.800 además del servicio de limpieza por un valor de $3.100 y hasta el cuidado de las uñas por $500 al mes.
Con todo, Daniela Souza, permanecerá detenida al menos hasta el mes de septiembre en la causa Embrujo, momento en que se deberá resolver si la causa se eleva a juicio y en tal caso en qué consiste la acusación.

Gobierno de Chubut