Por Karina Cecuk

El país amaneció vestido de verde por las columnas de pañuelos en adhesión a la despenalización del aborto que aún en las primeras horas del día se debatía en la Cámara Baja del Congreso de la Nación. También desde el alba se observaban las columnas de Camioneros que a la vera de los caminos iniciaban la jornada de paro con sus clásicas camperas verdes. El verde se oscureció al cierre de la jornada cambiaria cuando el dólar trepó por encima de los 28 pesos. El saldo final, la salida de Sturzenegger del Banco Central.
Así, en los albores del día con bajas temperaturas en todo el país, columnas de pañuelos verdes, y algunos azules, esperaban a las puertas del Congreso. Tras un debate maratónico, pasadas las 09:50 de la mañana, la Cámara de Diputados le otorgó media sanción y giró al Senado el proyecto de despenalización del aborto, en una sesión que estuvo cargada de emoción y momentos de tensión, y que fue acompañada por una multitudinaria vigilia fuera del Congreso. Con 129 votos a favor, 125 en contra y una abstención, se logró la aprobación en general del proyecto, para luego discutir el tratamiento en particular del articulado.
La votación también se siguió de cerca en las provincias. Solo cuatro distritos se diferenciaron del resto al ser los únicos cuyos diputados votaron en forma unánime, sin distinción partidaria. Mientras que el total de los diputados de Salta y de San Juan votaron en contra el proyecto, todos los representantes de Río Negro y de Tierra del Fuego tiñeron por completo de verde sus respectivos distritos al apoyar la iniciativa.
Los diputados nacionales por Chubut votaron tal lo habían anticipado, Gustavo Menna y Santiago Igón a favor de la despenalización, mientras que Rosa Muñoz, Ana Llanos y Jorge Taboada, votaron en negativo. Ahora será el turno de la Cámara Alta, donde se espera que la balanza inicialmente se incline por la negativa.
Este jueves, tras conocerse el resultado de la votación en Diputados, los jefes de las dos bancadas mayoritarias del Senado, Luis Naidenoff de Cambiemos y Miguel Ángel Pichetto del peronismo, coincidieron en agilizar el tratamiento del proyecto para legalizar el aborto, para convertirlo en ley antes de septiembre.
La Cámara Alta es considerada más conservadora, puesto que sólo 17 senadores -de 72 que integran el cuerpo- se manifestaron a favor de la legalización. Otros 27 senadores de distintas bancadas expresaron su oposición al proyecto y 28 prefirieron no definir en público, qué posición adoptarán en una eventual votación, de acuerdo a un relevamiento efectuado por la agencia Télam.

Sin cortes, es otra cosa

No sólo pañuelos verdes se vieron este jueves en las calles, también las camperas que identifican al gremio de Camioneros que cumplieron una jornada de paro en que la adhesión fue masiva, pero quizá no tuvo el impacto que otrora ha mostrado ese gremio, porque en esta ocasión no hubo cortes, sólo paro, movilización y actos a la vera de las rutas del país.
Dicen que la unión hace la fuerza, y al parecer los muchachos de verde requieren unirse con otras fuerzas para fortalecerse. Es así que, en medio del paro nacional, el dirigente Pablo Moyano, amenazó con una nueva medida de fuerza para los días 26 y 27 de junio, un día después de la protesta nacional que realizará la CGT la próxima semana. Confirmó que los trabajadores del sector realizarán una nueva huela de 48 horas si no obtienen un incremento salarial del 27%, anticiparon que adhieren al paro general convocado por la CGT para el día 25, por lo que el autotransporte de cargas estaría paralizado durante 72 horas, lo cual podría generar desabastecimiento en algunos rubros.

El dólar, imparable

El verde se fue tornando más oscuro conforme avanzó la jornada, ya que tras la celebración multitudinaria de quienes apoyaban la despenalización del aborto, todo comenzó a tomar su ritmo habitual, y en la City porteña, comenzó a elevarse la temperatura, y el dólar que trepó por encima de los 28 pesos.
Este jueves el dólar no dejó de subir ante la inexistencia de oferentes y una demanda que no pareció tener techo. Además, no se registró intervención del Banco Central, luego que en los anteriores dos días vendió casi u$s800 millones para controlar al tipo de cambio.
Esta estrategia oficial fue muy cuestionada en la City por la poca coherencia.
Según los analistas, la desconfianza del mercado se refleja en los números, ya que desde que se anunció el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), hace una semana atrás, cuando Federico Sturzenegger reafirmó que iba a dejar flotar al dólar -salvo que se registren “dinámicas disruptivas”-, y levantó la postura en las pantallas de u$s5.000 millones a $25, el precio del billete estadounidense avanzó 11 por ciento.

Y todo se torna más oscuro

Luego de varios rumores, finalmente Federico Sturzenegger presentó su renuncia ante el presidente Mauricio Macri como titular del Banco Central y en su lugar irá el ministro de Finanzas, Luis Caputo. El ministro de Finanzas estará a cargo de la autoridad monetaria, debilitada por la suba imparable del dólar que este jueves avanzó por encima de los 28 pesos.
Caputo, de 53 años y responsable de la exitosa negociación con los fondos buitre, se convierte así en banquero central de la Argentina después de una extensa trayectoria.
El ahora extitular del Banco Central, Federico Sturzenegger, publicó en su cuenta de Twitter la carta de renuncia que este jueves le presentó al presidente Mauricio Macri en la Quinta de Olivos.
“En los últimos meses diversos factores fueron deteriorando la credibilidad como Presidente del Banco Central, atributo clave para llevar adelante le coordinación de expectativas tan importante en la tarea que se me había encomendado”, afirmó el economista como motivo para su alejamiento. En la misiva hubo además palabras de agradecimiento para con el Presidente.
Así las cosas, luego de difundirse la noticia que golpeó a la City, que Luis Caputo es el nuevo presidente del Banco Central, en reemplazo a Federico Sturzenegger, diversos analistas salieron a apoyar este cambio de nombres.
Las redes sociales fueron el medio elegido por algunos referentes del mercado que no dudaron en mencionar que se trata de “una muerte anunciada”, y que se “tomará bien el cambio”.
Una señal positiva del día, es que el INDEC difundió la medición de inflación de mayo y se ubicó por debajo de las estimaciones independientes: 2,1%, seis puntos menos que los 2,7% registrados en abril. De esta forma, el costo de vida acumuló 11,9% en lo que va del año, muy cerca del 15% que había propuesto el Banco Central en la meta “recalibrada” de diciembre. Pero a no engolosinarse que el futuro es incierto. Habrá que ver. (Fuentes: Télam, IProfesional, Propias)