Pese a que en el mes de mayo registraron un incremento del cuatro por ciento, en lo que va de 2018 las ventas minoristas Pymes en todo el territorio nacional cayeron un 2,5%, mientras que en la comparación interanual se registra un descenso del 4,8%. Cabe aclarar que en mayo del año pasado, este tipo de comercializaciones ya había sufrido una caída del 2,3% en relación al mismo período de 2016, por lo que las ventas minoristas llevan, al menos, dos años sin repuntar, salvo excepciones de algunos meses puntuales.
Según un informe elaborado por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la tensión económica y la corrida cambiaria que sufrió nuestro país repercutió directamente en el consumo. Puntualmente, esto ocurrió en las primeras dos semanas de mayo, donde se generó una descontrolada suba del dólar que “desconcentró al público”. A esto también hay que sumarle los problemas relacionados con los salarios, que también determinaron una pérdida en el poder adquisitivo de los argentinos.
Específicamente, el documento presentado por la CAME asegura que del total de los comerciantes encuestados en mayo, el 62,5% tuvo variaciones negativas en sus ventas, el 25,8% registró alzas en sus comercializaciones, mientras que el 11,6% restante se mantuvo sin cambios.

Ningún rubro registró suba

Clic para Ampliar

El texto también asegura que mayo fue un mes de baja rentabilidad y altas tasas de interés, lo que provocó que los negocios sufran subas tarifarias, de alquileres, mercadería con aumento y de costos en general, como son las comisiones que cobran las tarjetas, los posnet y los bancos.
De los 19 rubros relevados ninguno registró una suba en comparación con el año pasado, mientras que “Textil-Blanco” fue el que sufrió el descenso más fuerte (-4,1%), seguido por “Joyería y Relojerías” (4%); “Marroquinería” (3,9%); y “Textil-Indumentaria” (3,9%). El porcentaje total fue de 2,5% en valores negativos. Por su parte, los rubros que manifestaron una reducción menor fueron “Juguetería, Rodados y Regalería” (-1,1%); “Alimentos y Bebidas” (-1,2%); y “Perfumería y Cosmética” (-1,4%). De estos últimos datos se puede destacar que la compra de bienes básicos para la supervivencia, como puede ser la comida, tuvo un retroceso menos significativo que productos innecesarios como los juguetes.
Al respecto de los alimentos, el informe de la CAME destaca que los consumidores buscaron “con más intensidad las segundas y terceras marcas, y también la gente dividió su consumo en diferentes comercios, dependiendo el importe, ya que se observaron diferencias importantes en determinados productos entre un local y otro”.

Situación local

La caída de las ventas minoristas no sólo se da a nivel nacional, sino que en la ciudad de Puerto Madryn también se han registrado descensos en este tipo de comercializaciones. En declaraciones con este diario, desde la Cámara de Industria, Comercio, Producción y Turismo de Puerto Madryn (CAMAD) afirmaron estos datos y fueron determinantes con la situación comercial, sosteniendo que tanto en las variaciones mensuales como en la comparación interanual se han reducido las ventas en los locales de la ciudad.
Al hablar de los motivos por los qué se provoca esto, Gabriela Pastore, gerente de la CAMAD, relacionó a las caídas de las ventas a tres factores determinantes: “La situación económica a nivel nacional, la crisis provincial y las ventas por internet”, remarcó. Otro de los factores para que se den estas estadísticas es que las compras a través de la web se han expandido considerablemente, por lo que la gente opta por hacer compras desde su casa, donde encuentra un mundo de productos más amplio.

Sin esperanza de cambios

Según la CAMAD, los números de marzo en los negocios de Puerto Madryn bajaron en comparación con el mes anterior, debido, en gran parte, a “la crisis económica que está afrontando la provincia del Chubut: El esquema de pago escalonado a los empleados públicos y el no pago a proveedores”. Como consecuencia de esto, las personas consultadas por la Cámara afirman que “se consumen sólo aquellos productos que son indispensables”. Al preguntarles cómo espera que evolucionen las ventas en los próximos meses, la mayoría respondió que “se mantendrán sin cambios”.
En cifras exactas, los rubros que tuvieron un descenso más marcado en la comparación interanual fueron “Calzados” (-15%) y “Deportes” (-15%). En tanto, siguen en la escala “Bazar y Regalos” (-10%); “Juguetería y Artículos de Librería” (-10%); y “Textil Indumentaria” (-10%). En contrapartida, “Electrodomésticos y Artículos Electrónicos” (5%) y “Marroquinería” (5%) fueron los únicos segmentos que manifestaron una variación positiva al comparar el último mes de mayo con el mismo período del año pasado.

Caída en Chubut

Los números de la provincia del Chubut tampoco le escapan a esta realidad y también se ha registrado una menor cantidad de ventas en los últimos meses. Al respecto, el titular de la Cámara de Industria y Comercio del Este del Chubut (CICECH), Rubén Villagra, le dijo a este diario que “las ventas han caído producto de muchas cosas. En la provincia hay un gobierno que está pagando los sueldos escalonados y esto hace que la gente se retraiga y guarde dinero pensando en el futuro si va a cobrar o no. Además hay cosas que han subido su precio”.
Villagra también se refirió al vínculo de los precios de los productos argentinos con el valor del dólar. Puntualmente, cree que el crédito solicitado por el gobierno nacional al Fondo Monetario Internacional (FMI) puede ser positivo, argumentando que “si entran más dólares, tiene que tender a la baja. Ahora hay mucha demanda porque están escasos y no hay”.
De cara a lo que puede suceder en los próximos meses, el titular del CICECH afirmó que “las cosas que se están haciendo deben tender a la mejora”. “Creemos que en dos o tres meses tiene que revertirse la situación de la provincia. Además, esta suba del dólar también está beneficiando a Chubut por las regalías”.

Gobierno de Chubut